Ecologistas denuncian en la Fiscalía ” una actividad cinegética prohibida ” en Monfragüe

Comparte en redes sociales

Ecologistas Extremadura ha enviado a la Fiscalía Delegada de Medio Ambiente de Cáceres una denuncia por la celebración, en el Parque Nacional de Monfragüe, el pasado 8 de diciembre de 2013, de una actividad cinegética “con fines económicos y recreativos según todas las pruebas recabadas al respecto”.

 [Img #34281]Dicha denuncia, según ha explicado la organización ecologista en nota de prensa, se dirige contra el director del Parque Nacional y contra “sus superiores administrativos”, según ha apuntado, el director general de Medio Ambiente y el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía.


   Ecologistas Extremadura ha indicado que dicha actividad cinegética desarrollada en el puente de diciembre en Monfragüe, uno de los momentos “de mayor afluencia de visitantes” al parque nacional, se celebró en la finca Las Cansinas del Oeste (término municipal de Toril, Cáceres), que se localiza en el interior del Parque Nacional de Monfragüe, incluyendo una “amplia zona” de la finca como Zona de Reserva del Parque.

   Dichas actividades, tal y como ha apuntado la asociación, están prohibidas por varias normas legales, entre otras, “principalmente” la Ley 5/2007 de la Red de Parques Nacionales y la Ley 1/2007 de declaración del Parque Nacional de Monfragüe.

   Además ha indicado que el Gobierno de Extremadura permitió dicha actividad cinegética “escudándose” en que se trataba “de acciones de control biológico motivadas por los problemas de tuberculosis”; sin embargo Ecologistas Extremadura “ha tratado de demostrar en la
denuncia presentada que no se trataba realmente de ello”.

   En primer lugar, Ecologistas Extremadura ha asegurado que “no es un control biológico”, ya que las características de la actividad desarrollada “nada tiene que ver con las técnicas utilizadas en los controles biológicos al uso”.

   “Así pues, en dicha actividad cinegética, según los datos no oficiales, (ya que desde la consejería no se ha respondido a petición oficial de información que ha realizado esta asociación), se abatieron 108 ciervos (33 machos y 75 ciervas) y 22 jabalíes”, ha expuesto la asociación.

   Igualmente, con respecto a la incidencia de la tuberculosis, el propio resultado obtenido “solo dos o tres individuos contagiados según el director General de medio Ambiente -ni siquiera se ha dado el numero real con exactitud- son un valor similar al que se da en otras zonas de la comunidad, según el testimonio de veterinarios del Gobierno de Extremadura consultados-) demuestra que este no era el problema real”.

   En otro sentido, Ecologistas Extremadura ha señalado que en la actividad cinegética referida participaron “80 cazadores españoles y extranjeros (puestos) y 25 rehalas (de perros de batida y agarre)”, por lo que de la cantidad de participantes y de los medios de batida la
asociación deduce, “y así se lo hace saber a la fiscalía, que no hay ningún tipo de selección de los animales ni medios para asegurar no causar daños ni molestias en el medio natural del Parque Nacional de Monfragúe, lo cual no es propio de acciones de control biológico y sí de típicas monterías”.

   De igual forma, la asociación ecologista ha indicado que acompaña la denuncia con imágenes captadas el día de la realización de la “presunta montería”, entre otras, “de un camión de cervezas accediendo ese día a la zona de celebración, de agente de medio natural que recomendaba a los turistas no pasar por una vía pública, de perros de rehala vagando por el parque, de algunos de los ciervos matados en el momento de ser sacados del parque presumiblemente para su venta,… o un cartel de ‘peligro acción de caza’ justo delante de un cartel de ‘zona reserva prohibido pasar'”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.