Ayuntamiento de Badajoz: Los vertidos de aguas fecales en el Rivillas se producen cuando se inunda la Estación Depuradora de Aguas Residuales

Comparte en redes sociales

Los problemas de inundación que sufre “esporádicamente” la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) son el origen de los vertidos de aguas fecales en el río Rivillas. El ayuntamiento de Badajoz responde así a las críticas del PSOE, que denunciaba públicamente ayer la existencia de estos vertidos con su consiguiente olor.

Argumenta
el consistorio que cada vez que el río Guadiana, bien por las fuertes lluvias o
por los aliviaderos de las presas, se somete a 
crecidas no habituales, la
EDAR instalada en la zona del azud se expone a inundaciones
que provocan la paralización de su normal funcionamiento. Esto es así,
explican, porque el diseño original de la planta depuradora no puede evitar que
el agua penetre en los decantadores segundarios paralizando así su actividad
frente a desproporcionadas crecidas del Guadiana.

 

 

Sin
embargo, puntualizan, esta anormalidad en el funcionamiento y, por tanto, los
vertidos en el Rivillas, no es una práctica habitual, sino que ocurre sólo con
las inundaciones, problema que será  solucionado
“muy pronto”, cuando las actuales obras de reforma y ampliación de la EDAR que están en marcha.

 

 

Además,
desde el Ayuntamiento de Badajoz desean tranquilizar a los vecinos
informándoles de que esos infrecuentes vertidos de aguas fecales no suponen
ningún riesgo ni para la salud ni para el propio río Guadiana puesto que al ser
en momentos de gran caudal, los vertidos se diluyen con rapidez.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.