Detenido el propietario de un restaurante de Mérida por contratar extranjeros de forma irregular

Comparte en redes sociales

Tenía contratados a dos ciudadanos pakistaníes sin darlos de alta en la Seguridad Social y encontrándose uno de ellos en situación irregular

La Policía Nacional procedió el pasado 25 de febrero a la detención de un hombre por su presunta autoría de un delito contra los derechos de los trabajadores.

La investigación comenzó a raíz del conocimiento, por parte de los agentes adscritos a la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Local de Mérida, de la existencia de un establecimiento de hostelería en esta localidad en el que pudieran estar trabajando ciudadanos de origen pakistaní de forma ilegal.

Tras realizar las pesquisas necesarias para la localización exacta del local y la identificación plena de los dueños del mismo, se llevó a cabo, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo de Badajoz, una inspección conjunta en dicho lugar, ante las sospechas de la situación irregular de dichos trabajadores y que los mismos fueran explotados laboralmente.

En dicha actuación se identificaron a varios ciudadanos de nacionalidad pakistaní, procediendo a la detención de uno de ellos, que trabajaba en la cocina, por estancia irregular, al figurarle un decreto de expulsión en vigor.

Ante la inobservancia de la legislación vigente en materia de contratación, ya que tanto el detenido como otro trabajador se encontraban si estar dados de alta en la Seguridad Social, lo agentes proceden a realizar las gestiones oportunas para la plena localización y detención del dueño del restaurante.

Asimismo, se comprobó que este empresario había alquilado un piso a su nombre, donde alojaba a compatriotas suyos en situación irregular en España, por lo que estaría favoreciendo la inmigración ilegal de los mismos, a los que intentaba regularizar, empleándolos ilegalmente en sus negocios hasta que les fuera concedida, en su caso, la correspondiente Autorización de Residencia y Trabajo en España.

El empresario detenido, un hombre de 36 años de edad nacional de Pakistán, con antecedentes por hechos similares, fue trasladado a dependencias policiales a fin de tramitar el correspondiente atestado.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.