Mariano Rajoy respalda al nuevo líder del PP-A en un reto difícil

Comparte en redes sociales

El presidente del país clausura el congreso del partido en Sevilla proclamando una “salida de la crisis” que se ve “sin las anteojeras de prejuicios ideológicos trasnochados”.Le recuerda al nuevo dirigente que tiene tres objetivos por delante: conquistar San Telmo, la cohesión del partido y la integración “porque no sobra nadie y faltan muchos”.

[Img #34353]“Es díficil. El reto es San Telmo. El reto es mantener
la unidad del partido y su fortaleza. Y el reto es sumar a todos: más
personas a este proyecto donde no sobra nadie y hacen falta muchos”.
Esta frase resume el mandato del presidente del PP y del Gobierno de
España, Mariano Rajoy, para el nuevo líder del partido en Andalucía,
Juan Manuel Moreno: tiene la última oportunidad de gobernar en la
región, la obligación de mantener la unidad de la formación y la necesidad de integración tras el convulso proceso de sucesión.


Mariano Rajoy ha clausurado este domingo el décimo cuarto congreso del
PP-A en Sevilla, con muestras de cariño hacia el todavía secretario de
Estado de Servicios Sociales e Igualdad, que ha cogido las riendas de la
federación más importante del partido. “Tienes una ventaja: lo deseabas
intensamente”, le ha apuntado, cosa que no pudo decir a su predecesor,
Juan Ignacio Zoido, que se había convertido en un líder de transición en
Andalucía por 20 meses desde la salida de Javier Arenas.

Han sido muchos los pesos pesados que han querido seguir esta fiesta de los populares de Andalucía, donde
además de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, han estado los
presidentes de Murcia y Extremadura y media docena de ministros
:
José Manuel Soria, Crístóbal Montoro, Ana Pastor, Fátima Báñez, Miguel
Arias Cañete y Ana Mato. Frente a este respaldo: una ausencia destacada,
la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que pasó fugazmente por el cónclave el sábado.


Tras unas palabras en clave regional, Mariano Rajoy ha hablado de su
gestión al frente del Gobierno de España, como la garantía de “éxito”
que el partido ofrece, también en su empeño por gobernar en Andalucía
después de más de tres décadas de hegemonía de la izquierda. Ha
defendido sus resultados en macroeconomía, que no terminan de llegar a
la ciudadanía que sigue padeciendo paro, pobreza y desahucios, y por eso
lo ha querido resumir con esta frase: “De la prima de riesgo sí se come”, y ha recordado que su control ha permitido ahorrar a España más de 8.000 millones de euros.

En definitiva, que lo conseguido en macroeconomía “es el prólogo” de lo
que pronto empezarán a notar los españoles, según ha dicho, insistiendo
en la defensa de sus reformas: “Hemos tenido que tomar muchas
decisiones porque la situación era límite. Hoy ya no lo es”. De hecho,
ha reiterado su convencimiento de que “sentimos todavía turbulencias
pero el grueso de la tormenta ha pasado”. Para insistir:
“Estamos saliendo de la crisis y esto lo ven todos (…) los que miran
sin las anteojeras [sic] de prejuicios ideológicos trasnochados”.


Ha sido el encargado de cerrar el congreso, en el que ha sido proclamado presidente y candidato del PP-A para las próximas elecciones autonómicas, por un 98,54% de los votos,
Juan Manuel Moreno. Éste prometido poner en marcha “una estrategia
industrial” para atraer inversiones a Andalucía, incidiendo sobre todo
en su apuesta por el turismo, en un guiño a sus orígenes en Málaga.
“Tenemos todo para ser la gran potencia turística de España y el mundo”,
ha aseverado. Tampoco ha olvidado las menciones al estado de bienestar.
“La política social no es patrimonio de nadie, sino una obligación de
todos”, ha enfatizado para incidir en que  no va a “permitir nunca que
la salud y las pensiones de los mayores sean moneda de cambio”.

La proyección de un vídeo de corte personal
de este nieto de jornalero casado con la hija de un agricultor -su
“querido suegro”- a la que conoció en el partido, ha servido para
presentar el perfil más humano del nuevo presidente antes de su
discurso. “No lo había visto y me ha emocionado”, ha confesado, con
“nervios” por la situación que apenas le habían dejado dormir la noche
anterior y estaba en pie desde las seis de la mañana. Pero esto no le ha
impedido lanzar dardos a la secretaria general del PSOE-A y presidenta
de la autonomía, Susana Díaz, “la capitana del barco que ya se ha puesto
el chaleco salvavidas” y “va a abandonar Andalucía”.

Le ha exigido al PSOE-A “humildad y altura de miras” y a su secretaria
general que “dé las gracias de una vez” al Gobierno de Mariano Rajoy
que ha “evitado el colapso de Andalucía” y que en los últimos dos años
“ha permitido que más de 20.000 millones de euros lleguen” a la
comunidad autónoma (otro de los datos recurrentes en las ponencias en
estos dos días de congreso). “Señora Díaz, respete de una vez a los
andaluces”, ha insistido en un discurso que durante varios minutos ha
dirigido directamente a su rival, a la que a la vez ha tendido la mano,
para una “oposición leal y constructiva” y le ha hecho un llamamiento
para sentarse a dialogar e “iniciar una hoja de ruta de reformas”, como
la fiscal, la económica, la de las administraciones y la de la
regeneración política. Porque, como  Susana Díaz, ha abogado por “abrir ventanas”. Ni una mención, por el contrario, a los socios del Gobierno de Andalucía (IU).


Juan Manuel Moreno cogía hacía el testigo que le ha cedido Juan Ignacio Zoido,
quien en su despedida también ha hecho un llamamiento a la cohesión
después de agradecer a todo su equipo el trabajo de estos casi dos años,
especialmente a su secretario general José Luis Sanz, en cuyo hombro se
ha tenido que apoyar “muchas veces” para compatibilizar el cargo de
partido con la alcaldía de la capital hispalense. “Unidos somos
imparables”, le ha dicho a su sucesor, llamando a los presentar a “cerrar filas definitivamente ante el nuevo presidente”
y su ejecutiva. “Eres el elegido”, le ha espetado, para pasarle el
testigo pidiéndole un favor: “Cuidar a los simpatizantes y militantes de
nuestro partido porque junto con nuestro s valores es lo mejor que
tenemos”.

El presidente saliente ha reconocido que
“habrá quienes perciban hoy una debilidad” en su “salida voluntaria del
partido”, pero se queda con que muchos andaluces que le “han hecho
sentir justamente lo contrario en cualquier calle de Andalucía”. El
alcalde de Sevilla ha incidido que “no hay ambición política que pueda
cambiar el compromiso con los ciudadanos” que hizo al ser elegido
regidor, por lo que seguirá trabajando por el partido y por Andalucía
“en el lugar y en el cometido que me desee Juan Manuel Moreno”, pero lo
va hacer desde Sevilla.

Poco antes de las dos de la tarde se ha puesto fin a este cónclave del que ha salido el nuevo PP de Andalucía,
con un equipo muy renovado, que ha virado el peso de la organización
desde Sevilla hacia Málaga y que tiene el sello de Javier Arenas.

Terminadas las intervenciones, han comenzado los abrazos y
felicitaciones, especialmente hacia un exultante Juan Manuel Moreno, lo
que auguraba un lento desalojo del Palacio de Congresos de Sevilla,
donde inusualmente no se han visto las manifestaciones y protestas que con más o menos ruido suelen acompañar estos foros.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.