La reconstrucción del Teatro López de Ayala durante la Guerra Civil, documento de marzo del Archivo Provincial

Comparte en redes sociales

El documento del mes de Marzo del Archivo Provincial de la Diputación de Badajoz versa sobre una de las piezas conservadas en el mismo y que pertenece al fondo documental del Servicio Nacional de Regiones Devastadas y Reparaciones, concretamente el expediente de reconstrucción y reparación del teatro López de Ayala después del incendio que sufrió en agosto de 1.936 y que se tramitó a través de este Servicio.

El Servicio Nacional de Regiones Devastadas
y Reparaciones fue un Organismo creado en Enero de 1938 con la misión de
dirigir y supervisar la reconstrucción o reparación de monumentos artísticos o
nacionales, de edificios de la Iglesia, inmuebles y servicios del Estado,
provinciales y municipales, particulares o de empresas, destruidos como consecuencia
de la guerra. Su objetivo era conseguir la rápida restauración del Patrimonio
Español dañado por la misma. Anteriormente, por un decreto de 15 de marzo,
quedaba prohibida la realización de obras que tuvieran por objeto restaurar o
reconstruir bienes de todas clases dañados por estos mismos hechos sin el
permiso del Ministro del Interior o autoridades u organismos en los que éste
delegara.

 

   Una orden de 11 de junio de 1.938 dispuso
que en este Servicio se constituyeran Comisiones de Zona. Las Comisiones, que
fueron siete en total, estuvieron encargadas de incoar y tramitar estos
expedientes de obras por daños de guerra, facilitar y obtener datos e informes,
proponer las medidas necesarias para el plan de reconstrucción o reparación de
edificios, ejecutar órdenes, etc.

 

  Estas Comisiones estaban formadas por un
Presidente-Delegado de la Jefatura del Servicio Nacional, un arquitecto
funcionario público y un abogado del Estado. Los ayuntamientos proporcionaban
el material necesario y local y las diputaciones provinciales el personal
administrativo. Badajoz, en un primer momento, perteneció a la Comisión de la
4ª Zona Bético-Extremeña, cuyas oficinas y capital radicaban en Sevilla. Estas
circunstancias explican que el expediente de reconstrucción del teatro López de
Ayala de Badajoz se tramitara por esta Comisión y que este expediente se
encuentre conservado en este Archivo Provincial.

 

   Posteriormente, en 1.939, se crearon
Comisiones en todas las provincias. La Comisión de Badajoz se constituyó el 20
de julio de 1.939 en el despacho del Gobernador Civil Marciano Díaz de Liaño y
Facio, Presidente-Delegado de la Comisión. Las Comisiones harían las
valoraciones catastral y la comprobación de valoración de los daños sufridos,
valor del inmueble y valor de la parte útil, valoración de la reconstrucción
mediante proyecto arquitectónico o presupuesto de obras a realizar,
certificación sobre alineación del inmueble, certificación de conducta
político-social y situación económica del peticionario. Terminado el
expediente, la Comisión informaba sobre el proyecto de reconstrucción y lo
remitía al Servicio que lo pasaría al Instituto de Crédito para la
Reconstrucción Nacional, que se entendería con los peticionarios. Este
Instituto fue creado por ley el 16 de marzo de 1.939. 

 

   El Servicio Nacional de Regiones Devastadas
y Reparaciones, por decreto de 23 de septiembre de 1.939, se ocupó también de
la reconstrucción de pueblos víctimas de daños por la guerra civil, y reguló la
“adopción” de estas localidades por parte del Jefe del Estado con el fin de
favorecer la reconstrucción rápida de los pueblos más castigados. Para ello,
además, se les hacían algunas concesiones de exenciones tributarias y se
obligaba a las diputaciones a ofrecerles asistencia técnica.

 

   En nuestra provincia, el teatro López de
Ayala de Badajoz fue uno de los edificios siniestrados como consecuencia de la
guerra. Quedó completamente destruido por un incendio ocurrido el día 14 de agosto
de 1.936. Anteriormente el día 6 de agosto una bomba había caído sobre el
escenario y el día 9 del mismo mes, otra bomba explotó en la vidriera de una
escalera. El Servicio Nacional de Regiones Devastadas y Reparaciones se encargó
de tramitar el expediente de reconstrucción, ante la solicitud presentada por   César Doncel Perellada, interesando se
concediera autorización para realizar las citadas obras y la tasación de los
daños causados, para poder solicitar la indemnización y el auxilio económico
que pudiera corresponderles y que necesitaban. César Doncel era el socio
constructor, que solicitaba en nombre de los propietarios, dispuestos a
construir, como lo demostraba el hecho de que se hubieran iniciado las obras
urgentes antes de que fueran autorizadas.

 

   Antes de su destrucción, se hallaba en buen
estado de conservación. El edificio tenía una superficie de 5.035,56 m².
Aproximadamente 1.500 m² de su núcleo central, estaban dedicados al teatro y
sus dependencias, y las dos zonas laterales a viviendas, oficinas y
establecimientos. La superficie siniestrada fue precisamente los 1.500 m² que
ocupaba el teatro. Afectó al vestíbulo, sala de espectáculos y escenario.
Después del siniestro se proyectó su reconstrucción sobre el mismo edificio y
con las mismas medidas generales, limitándose las obras al espacio que ocupaba
la antigua sala. Pero no se devolvió a su estado primitivo, sino que se
procedió a su reforma, al parecer, con objeto de ponerlo al día en cuanto a
estructura, distribución y decorado.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.