IU cree que los desembalses extremeños en marzo de 2013 podrían haber sido temerarios y fruto de la precipitación

Comparte en redes sociales

El Grupo IU-Verdes-SIEX en el Parlamento extremeño ha concluido que los desembalses realizados en la comunidad en los últimos días de marzo y primeros de abril de 2013 “podrían haberse” ejecutado “de forma inadecuada, mal secuenciados”, así como que “habrían sido temerarios, fruto de la precipitación, de la improvisación y de decisiones tardías, asumiendo un porcentaje de riesgo por encima de lo razonable”.

[Img #34385]La formación llega a esta conclusión pese a que reconoce que “no”
puede “demostrar taxativamente” la misma debido a la “falta de datos”
que, según apunta, se ha producido durante los trabajos de la comisión
no permanente de estudio sobre las inundaciones ocurridas en la
comunidad en el citado periodo, desarrollada en la cámara autonómica.


   El portavoz parlamentario de IU, Pedro Escobar, ha señalado así
que tras los trabajos de la comisión se mantiene “incertidumbre y zona
de niebla en la toma de decisiones y en la búsqueda de
responsabilidades” por los citados desembalses, ya que “no” se ha podido
determinar “con precisión” el “ámbito concreto en el organigrama” de la
Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) “respecto a la decisión
taxativa de autorizar o no autorizar los desembalses”.



   “Ha habido una especie de tuya-mía, tuya-mía, de ir a otra
ventanilla, y esa incertidumbre, esa enorme duda se mantiene. No sabemos
quién debió autorizar los desembalses o quién impidió que se
realizaran”, ha recalcado Escobar en rueda de prensa para presentar las
conclusiones de su grupo tras la finalización de los trabajos de la
comisión parlamentaria.



   Además, ha señalado que pese a que IU no puede “demostrar
taxativamente” por “falta de datos”, la formación entiende que “podrían
haberse producido desembalses de forma inadecuada, mal secuenciados”,
así como que “en una palabra habrían sido desembalses temerarios fruto
de la precipitación, de la improvisación y de decisiones tardías,
asumiendo un porcentaje de riesgo por encima de lo razonable”.



   Ha señalado de igual modo que la comisión no permanente de estudio
ha sido “frustrada” porque al “no” haber comparecido en la misma
funcionarios de “alto rango” de la Confederación Hidrográfica del
Guadiana (CHG) ni el delegado del Gobierno en la comunidad, Germán López
Iglesias, “no” se ha tenido “acceso a valoraciones, datos, opiniones”
que, a juicio de IU, “hubieran sido imprescindibles”.



   En este sentido, ha apuntado que dichas personas que “no” han
comparecido “no” tenían obligación administrativa de hacerlo, aunque ha
añadido que “éticamente, en aras de la transparencia de los asuntos
públicos deberían haber comparecido” tanto el presidente de la CHG como
el delegado del Gobierno y “otros” funcionarios de “alto rango” en el
organigrama de la gestión de la cuenca.



NIVEL DE LLENADO “MUY ALTO”


   Escobar ha insistido en que la comisión ha concluido sus trabajos
con “frustración” porque “no ha dado el fruto” que IU esperaba; y ha
añadido que a pesar de las “no” comparecencias que se registraron “por
los datos y tablas estadísticas” abordadas en el órgano parlamentario
“se confirma que en esa fecha coincidió un nivel de llenado de los
embalses muy alto, anormalmente alto para esas alturas del año
hidrológico, en las que normalmente ya se ha producido a desembalse”.



   “Cuando un embalse supera el 70, 75 por ciento normalmente se
empiezan a hacer desembalses. Sin embargo, en los últimos días de marzo
prácticamente todos los embalses estaban por encima del 85 y del 90 por
ciento y no se había hecho ese desembalse”, ha recalcado, al tiempo que
ha incidido en que además los desembalses a finales de marzo y primeros
de abril de 2013 se realizaron con el “agravante” de que “no hubo
información a los regantes y a la población”.



RESPONSABILIDADES


   En cuanto a responsabilidades en los hechos, Pedro Escobar ha
explicado que IU cree que “habría varias responsabilidades, casi siempre
en funcionarios dependientes del Ministerio de Agricultura, no
precisamente dependiente de la confederación”.



   “Pero también nos parece que los responsables de la Consejería de
Fomento o de Agricultura podrían haber presionado porque tenían todos
los datos a quien debió tomar las decisiones que no las tomó”, ha
añadido.



   Por otra parte, tras insistir en que de la comisión parlamentaria
“no ha salido nada”, ha señalado que IU “no” tiene pensado una posible
nueva iniciativa parlamentaria o no sobre la cuestión. “Francamente no
tenemos pensado nada porque volveríamos a chocar con las mismas
piedras”, ha sentenciado.



   Finalmente, ha indicado que este año “el Guadiana hace ya semanas
que baja con un nivel de caudal mucho más alto que el habitual porque se
está haciendo lo que no se hizo entonces”. “Esta vez sí se han tomado
las medidas preventivas que con toda honestidad creemos que no se
tomaron entonces”, ha concluido.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.