Bernal, PSOE: Se prevé un crecimiento del 1,2 por ciento del PIB regional y la creación de 7.100 empleos netos en 2014

Comparte en redes sociales

El PSOE de Extremadura prevé un crecimiento del 1,2 por ciento del PIB regional y la creación de 7.100 empleos netos en 2014 gracias, entre otras cuestiones, al “efecto arrastre” de la economía nacional e internacional, pero advierte de un posible “estancamiento” de la economía de la comunidad autónoma si el Gobierno de José Antonio Monago no da un “giro importante” a sus políticas económicas.

El portavoz de Economía del Grupo Socialista en el Parlamento de
Extremadura, Miguel Bernal, ha presentado este jueves los resultados de
un estudio de elaboración propia acerca de las ‘Estimaciones del
crecimiento de la producción y el empleo para Extremadura en 2014’.

   En él se plantean hasta tres posibles escenarios en función, entre
otras cuestiones, del desarrollo de “políticas estratégicas” entre las
que ha incluido el devenir de las exportaciones, la ejecución
presupuestaria, la estimulación del consumo o el acceso al crédito.

   El primero de los escenarios y el “más previsible” que se
produzca, según Bernal, contempla la creación de los referidos 7.100
empleos netos en el ámbito privado y un crecimiento del PIB en un 1,2
por ciento. El segundo mejora estas previsiones, elevándolas hasta los
8.200 empleos y un crecimiento económico del 1,3 por ciento. Sin
embargo, también se contempla un tercer escenario de “estancamiento”, en
el que la variación del PIB sería del 0,5 por ciento y se crearían 750
nuevos puestos de trabajo.

   En todo caso, incluso en el mejor de los escenarios, los
socialistas extremeños consideran que es una evolución “insuficiente”,
por lo que ha vuelto insistir en la necesidad de poner en marcha planes
de empleo público para paliar los efectos del desempleo en la comunidad
autónoma.

   De esta forma, el 2014 será el año de la “salida definitiva de la
recesión”, ha señalado Bernal, aunque, no obstante, esto no supondrá
decir un adiós definitivo a la crisis, puesto que aún serán necesarios
“un mínimo de 4 años” para recuperar los niveles de producción perdidos
entre 2013 y 2013.

   En cuanto al empleo, el plazo para alcanzar los niveles previos a
2008, año en el que se inició la crisis, se amplía hasta los ocho años,
según las previsiones de los socialistas.

   El dirigente socialista ha ofrecido asimismo una previsión de la
evolución de la economía extremeña el pasado ejercicio 2013, que indica
una caída del 1,6 por ciento del PIB, si bien ha recordado que las
cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística no se publicarán
hasta finales del presente mes.

TRES ESCENARIOS

   El ritmo de salida de la crisis “va a depender mucho”, ha señalado
Bernal, de factores tanto exteriores como interiores, si bien ha
destacado que “por primera vez en los últimos cinco años, depende en
buena medida de las políticas estratégicas” que el Gobierno regional
ponga en marcha.

   El resultado son tres posibles escenarios económicos. El primero
de ellos, y que según Bernal es el “más previsible”, plantea un
crecimiento “moderado, pero importante”, del 1,2 por ciento del PIB a
precios de mercado, y la creación de 7.100 empleos netos.

   Esta situación es fruto de la posibilidad de “recuperar el nivel
de las exportaciones” que se han “perdido en 2013”. Si eso es así, la
industria manufacturera aportaría un 2,9 por ciento de crecimiento al
PIB, y haría que el conjunto del sector industrial tuviera “un
importante incremento” del 2 por ciento.

   Asimismo la construcción “puede volver” a cifras positivas, del
2,1 por ciento, si bien ha remarcado que su nivel seguiría estando en un
56,8 por ciento del que tenía en el año 2008. También crecerían los
servicios de mercado gracias a “un repunte importante” del comercio
minorista y mayorista, así como las transacciones inmobiliarias.

   El segundo escenario, que mejora el anterior con cifras de
crecimiento del PIB al 1,3 por ciento y 8.200 empleos netos, se
produciría si el sector exterior “no solo recupere los niveles de 2013,
sino que crezca al ritmo de 2012”. Ello provocaría un incremento
“sustancial” de la producción agroalimentaria y de la industria
manufacturera.

   Bernal ha señalado que “no es descartable un escenario de
estancamiento”. Este, que sería el tercero de los planteados en el
informe, también contemplaría una “salida oficial” de la recesión, pero
en unos niveles “prácticamente planos”, con un 0,5 por ciento de
crecimiento en el PIB y 750 empleos netos.

POLÍTICAS ESTRATÉGICAS

   Miguel Bernal ha señalado que la posibilidad de que la economía y
el empleo se muevan en uno u otro escenario depende de cinco “políticas
estratégicas”. En primer lugar, de la puesta en marcha de la decisión
del Gobierno acerca de implementar el estímulo al consumo.

   En segundo término se ha referido a la ejecución del gasto e
inversión publica. “El Gobierno regional no puede repetir en 2014 lo que
ha hecho en 2013”, ha señalado, en referencia a que “ha dejado de
ejecutar” las transferencias corrientes a las empresas, el capítulo VI
de inversión pública, y el VII de transferencias de capital a las
empresas. Si los ejecuta, ha remarcado, la comunidad estará “en el
escenario positivo, si no, en el de estancamiento”.

   El tercer punto hace referencia a la dinamización del acceso al
crédito, tanto para empresas como para familias; por otro lado, ha
indicado la necesidad de propiciar la diversificación territorial del
sector exterior y el estímulo a la exportación de la producción
regional.

   Y, finalmente, que la evolución de la comunidad autónoma oscile
hacia uno u otro de los escenarios planteados por el PSOE, depende de
“una importante mejora en la adaptación de las líneas de acompañamiento a
la inversión empresarial”.

CALIDAD DEL EMPLEO

   En cuanto al empleo, ha señalado que dependerá de la evolución de
la economía regional. “Las proyecciones dicen que en 2014 podemos
presentar cifras positivas con generación de empleo neto en términos de
medias anuales, por primera vez desde el año 2008. El nivel de
intensidad del crecimiento del empleo va a depender del nivel de
intensidad del crecimiento económica” y, por tanto, de las citadas cinco
“políticas estratégicas”, ha apuntado Bernal.

   En cualquier caso, “para nada” va a significar el fin de “la
crisis laboral” que, según ha dicho, existe actualmente en la región.
“La crisis se ha llevado por delante 77.000 empleos en Extremadura”, ha
remarcado. Asimismo, ha señalado, en las proyecciones del estudio
socialista no se ha evaluado la calidad de los empleos. No obstante,
considera que “evidentemente, no va a tener la calidad que
tradicionalmente, y antes de la reforma laboral, venía teniendo el
empleo indefinido”.

   Asimismo, y preguntado sobre la incidencia que la previsible
evolución del mercado de trabajo tenga sobre la tasa de paro en la
región, ha indicado que “es más serio” poner el punto de atención en el
número de personas ocupadas, que en la de desempleados, si bien ha
señalado que “lo razonable” sería que bajara el número de parados en
cifras semejantes a las de creación neta de puestos de trabajo.

  
CONCLUSIONES

   A modo de conclusiones, ha apuntado que en 2014 la región está en
“situación” de crecer en términos productivos y laborales; que las
políticas que se practiquen en Extremadura tendrán mayor peso que el
“efecto arrastre” internacional y nacional; que para crecer el Gobierno
de José Antonio Monago ha de dar “un giro importante” a sus políticas
económicas y laborales”; y que, en cualquier caso, y pese al
crecimiento, son necesarias políticas de “contratación pública”.

   Son, por tanto, unas cifras “positivas e ilusionantes”, ha
indicado, que “dependen” de las políticas que se practiquen en
Extremadura. Por lo que, el PSOE reclamará “un día sí y otro también” el
desarrollo de las denominadas “políticas estratégicas”


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.