El día 10 se inaugura el Centro Deportivo Municipal, Aquasierra de San Vivente de Alcántara

Comparte en redes sociales

El próximo día 10 de marzo, a las 12h, se inaugurará el Centro Deportivo Municipal Aquasierra de San Vicente de Alcántara, contando con la presencia del Presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés Cabanillas, junto al Alcalde de la localidad, Andrés Hernáiz de Sixte.

[Img #34442]

El Centro Deportivo
Municipal Aquasierra es
una
instalación que al mismo tiempo
ofrece  variedad de servicios
deportivos orientados a todas la
s edades y condición física,
además de ser
eficiente desde el punto
de vista energético, condición imprescindible para su sostenibilidad en el
futuro.

 

 

El centro, con una
superficie útil de casi 1.000 m2, cuenta con: piscina climatizada provista de
un vaso de 9 x 25 m, sala de fitness, sala de actividades dirigidas, sala de
spinning y pista de padel.

Con
la premisa de lograr la máxima eficiencia energética, se ha optado por el uso
de energías renovables como la biomasa y la solar térmica, con lo que al mismo
tiempo se ha logrado una instalación muy respetuosa con el medio ambiente.

 

 

La
principal fuente de energía para calefactar el centro la constituye una caldera
de biomasa policombustible, es decir, que puede ser alimentada por astillas u
otros subproductos como hueso de aceituna, pellets, residuos de corcho, etc;
con una potencia de 220 kw.

 

 

Por
otra parte, en la cubierta del edificio se han instalado un total de 94 m2 de

captadores solares que cubren

prácticamente el total de la demanda de agua caliente

sanitaria y además contribuyen
al mantenimiento
de la temperatura del agua del vaso.

 

 

La
instalación se completa con equipos de última generación en tratamiento y
acondicionamiento del aire, como una deshumectadora que recupera el calor de
condensación del recinto de la piscina y unidades climatizadoras con
tratamiento de aire para el resto de las dependencias.

 

La utilización de estos
equipos llegan
a conseguir un ahorro
económico de entre el 60 y el 70 % respecto a lo que hubiera supuesto emplear
combustibles convencionales (gasóleo), así como una reducción de emisiones
anual de 110.850 kg de CO2 a la atmosfera (gas de efecto invernadero).


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.