Un proyecto de ordenación hidrológico-ambiental que “devuelve a los pacenses su río”

Comparte en redes sociales

Las orillas del río Guadiana han contado hoy con la visita de numerosas personalidades políticas que querían conocer el estado de los trabajos de ordenación hidrológico-ambiental del río Guadiana a su paso por la ciudad.

[Img #34587]

Entre ellos destaca la presencia del secretario de Estado de Medio Ambiente del
Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Federico
Ramos, que ha recordado que dicha obra cuenta con una inversión de 44 millones
de euros, y que concluirá este año para “devolver a los pacenses su río tras
una actuación decidida y global que implica tanto la mejora del cauce como de
la calidad de sus masas de agua”.

Este proyecto se desarrolla en el marco del convenio de colaboración
alcanzado por el MAGRAMA, a través de la Confederación Hidrográfica del
Guadiana, con la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Badajoz en 2008, y a
su vez se enmarca en el Plan de Restauración Forestal del Organismo de cuenca
dentro del programa operativo de los Fondos FEDER de Extremadura, que aporta un
80% del presupuesto.

 

OBRAS EN TRES TRAMOS


Las obras se han divido en tres tramos: un primero periurbano, comprendido
entre el paso del río bajo la autovía Madrid-Lisboa y el azud de la Pesquera
(3,9 kilómetros); un segundo urbano, entre este azud y el de la Granadilla (5,5
kilómetros), y un tercero periurbano entre el azud de Granadilla y la
desembocadura del río Caya (6,8 kilómetros).

 

Un
primer objetivo ha sido devolver a las orillas su aspecto natural, para ello se
están eliminando los vertederos y escombreras y buena parte de la vegetación no
autóctona, que se está sustituyendo por especies propias de la zona. Además se
están habilitando zonas de disfrute para los ciudadanos, tanto de recreo (más
de 30 hectáreas de parques y zonas deportivas), como paisajísticas (elevación
del nivel del agua al mejorar el estado del azud de la Pesquera y mejora de
riberas) o culturales, con la restauración y mejora de la visibilidad de
construcciones históricas, como el azud o el Hornabeque (fortificación sobre el
río que también ha visitado hoy Ramos), ambos de los siglos XVI al XVIII.

 

Con estos trabajos se
pretende, también, consolidar el uso deportivo del río, con actividades como la
pesca y el piragüismo; promover la biodiversidad, mediante la reintroducción de
espacios vegetales autóctonas y la construcción de escalas para los peces;
acercar aún más el río a los ciudadanos, mediante la ejecución de numerosos
kilómetros de sendas peatonales o ciclistas y de varias pasarelas que comunican
las riberas; y mejorar la capacidad de reacción del río frente a las avenidas
mediante la reapertura del brazo del Jamaco y la mejora del estado de las
riberas.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.