La Asamblea reclama que un grupo de expertos cuantifique el patrimonio perdido por Caja Badajoz en su integración

Comparte en redes sociales

El Parlamento de Extremadura instará al Gobierno regional a poner en marcha un grupo de expertos que, liderados por un catedrático de la Universidad de Extremadura, cuantifiquen el patrimonio que Caja Badajoz ha perdido en su proceso de integración en Banco Caja3, así como para “valorar la posibilidad de recuperar lo que ha perdido” la entidad extremeña.

   Así se recoge en el dictamen de la Comisión no permanente de
investigación para el esclarecimiento del proceso de integración de
Caja  de Badajoz, y sobre la situación en la que se encuentra actualidad
la entidad, que se puso en marcha en el Parlamento de Extremadura hace
unos meses.

   El pleno del Parlamento extremeño ha aprobado este jueves por
unanimidad de todos los grupos este dictamen elaborado por la comisión,
que, tras su aprobación, publicará sus conclusiones en el Boletín
Oficial del Parlamento de Extremadura, y las trasladará al Gobierno
regional.

   La votación ha estado precedida por la presentación del dictamen a
cargo del presidente de la comisión, Miguel Cantero, quien ha señalado
que la Caja Badajoz se ha visto “en serio peligro” a través de este
proceso de integración en Banco Caja3, del que recibió un 29 por ciento
de títulos accionariales “pese a ser la de mayor solvencia”, cuando el
cálculo era que le correspondía el 80 por ciento de estas acciones.

   El dictamen se ha elaborado tras las 14 sesiones que ha celebrado
esta comisión, que ha solicitado “ingente documentación” a diversas
instituciones y tras escuchar diversas comparecencias de responsables de
la entidad y protagonistas del proceso de integración.

DICTAMEN LIGHT

    En su intervención, el portavoz del Grupo Parlamentario
Prex-Crex, Damián Beneyto, ha lamentado que este dictamen sobre la
comisión de investigación es “absolutamente light”, ya que “no dice
absolutamente nada” y “no llega a profundizar en lo que debería
profundizar”, aunque ha anunciado su apoyo.

   Así, Beneyto ha señalado que aunque este dictamen reconoce una
“pérdida de patrimonio” en el proceso de integración de Caja Badajoz en
Banco Caja3, esta disminución “no está cuantificada”.

   Beneyto ha lamentado que tras los procesos de fusión, “ahora no
queda ni Caja Extremadura ni Caja Badajoz, han dejado de existir”, sino
que únicamente “queda la marca” y una fundación.

   Por su parte, en nombre del Grupo Parlamentario de IU, Alejandro
Nogales, ha explicado que la conclusión de la comisión es que “se ha
perdido patrimonio” en Caja Badajoz por este proceso de integración,
debido a “la actuación de varias entidades”.

   Alejandro Nogales ha considerado que “se puede intentar recuperar
el patrimonio perdido” en Caja Badajoz, y aunque ha reconocido que “hay
escepticismo” en este caso, ha recordado que “también lo había cuando se
intentó sacar a Caja Rural de Extremadura del SIP, y se ha logrado”.

   Para ello, Nogales ha avanzado que se instará al Gobierno de
Extremadura a que forme un grupo de expertos, liderados por un
catedrático de la UEx, para “valorar la posibilidad de recuperar lo que
ha perdido Caja Badajoz”, algo que “puede ser difícil y a lo mejor no se
consigue”, pero “es preferible que nos confundamos en el camino de la
esperanza a que acertemos en el camino de la desesperación”.

ERA FORZADA LA DECISIÓN

   En representación del Grupo Parlamentario Socialista, el diputado
Miguel Bernal se ha congratulado de que haya habido acuerdo en este
dictamen sobre la comisión de investigación, que alcanzó un “punto de
encuentro en el análisis de la evolución” de este proceso de
integración.

   Se trata de un proceso “tremendamente complicado”, que “se ha
llevado por delante a la práctica totalidad de las cajas de ahorro de
España, afortunadamente no a Caja Badajoz”, ha señalado Miguel Bernal,
quien se ha mostrado “consciente” de la “situación positiva” que
presentaba esta entidad en 2009 “fruto de una gestión acertada”.

   Bernal ha señalado que “ante el escenario de profunda crisis” en
2010, Caja Badajoz “presentaba algunos desequilibrios que hacían que no
estuviera preparada para afrontar esa crisis en solitario”, por lo que
señalado que “era forzada la decisión de ir a procesos de fusión: por la
crisis y por el sentir general de la sociedad extremeña”.

   El diputado socialista ha señalado que Caja Badajoz “tomó
decisiones correctas” en su momento, pero “hubo instituciones que
actuaron con deslealtad” con la entidad extremeña, entre las que ha
citado el Banco de España, el Círculo Católico de Burgos, y Caja
Inmaculada de Zaragoza.

   Bernal ha considerado “evidente” que en este proceso “Caja Badajoz
ha sufrido una merma muy importante de su patrimonio”, como lo ha
sufrido “todo el sistema financiero español” como consecuencia de la
crisis, así como por el “deterioro añadido” que le supuso “ese
ocultamiento de información” y la “deslealtad”.

LA ENTIDAD, DAMNIFICADA

   Finalmente, y en representación del Grupo Popular,  José Ángel
Sánchez Juliá ha aludido también al “comportamiento desleal” que ha
tenido el Banco de España en este proceso de integración, y a la
“pérdida muy importante de patrimonio” sufrida por Caja de Badajoz.

   Unas premisas de las que partía el PP en esta comisión de
investigación, que finalmente ha “confirmado sus sospechas” acerca de
que “Caja Badajoz ha sido la gran damnificada de este proceso de SIP y
posterior fusión”, ya que los socios de la entidad extremeña “no le
informaron la situación de sus activos tóxicos”.

   Sánchez Juliá ha lamentado que Caja Badajoz también ha sido
“ninguneada” en este proceso, en el que “en ningún momento” se puso de
manifiesto la existencia de estos activos tóxicos, unos “agravios que
han hecho que Caja Badajoz haya tenido que soportar sobre sus espaldas,
sobre su balance saneado y su solvencia, el peso de esos activos
tóxicos”, ha dicho.

   El diputado del PP ha aseverado que Caja Badajoz “salvó a Caja de
Ahorros de la Inmaculada y a Caja Círculo de Burgos” y “le dió
viabilidad al proyecto de Banco Caja3”, lo que ha tenido “graves
consecuencias” para la entidad extremeña, como su “pérdida de
patrimonio”, y “la plantilla ha tenido que sufrir un proceso muy duro”.

   Ante esta situación, Sánchez Juliá ha reclamado que se cuantifique
“al céntimo” la pérdida patrimonial de Caja Badajoz y se realice una
“verdadera valoración de la participación de Caja Badajoz en Banco
Caja3”, para que la entidad tenga “el verdadero peso” que le corresponde
en el grupo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.