PERIODISMO

Comparte en redes sociales

Ya, periodismo no es escribir/describir lo que se contempla, ni fotografiar lo que se presenta ante los ojos. La tendencia del periodismo que parece pisar fuerte, requiere la técnica que haga vender papeles, sintonizar fielmente una emisora de radio o permanecer cautivado ante un programa de televisión.


No obstante, parece que todo periodismo también busca fomentar el pensamiento crítico; para ello fluctúan dos formas de motivar la reacción del sujeto paciente: ayudarle a pensar/dudar con datos ciertos o persuadirle de su inferioridad con datos inalcanzables.

Patraña, ficción, … para que la gente despierte.

Muy cerca del pueblo de origen de Jordi Évole había un puente sobre el Tajo –ahora ya cubierto por las aguas del pantano de Alcántara– bajo el relieve abrupto del puente emergían esas formaciones de pizarra que se denominan “dientes de perro”. Las afiladas peñas cumplían la función de rematar el cuerpo que caía desde lo alto tras ser fusilado. Cuentan gentes que nunca llegaron a ser periodistas, que fue habitual ir a casa de personas obreras comprometidas con lo que fue República o que tuvieron una vida declarada a favor de las políticas de izquierda. En plena noche clara de luna, se presentó el grupo con metralletas y pistolas, aporrearon la puerta y sacaron al hombre; lo llevaron al puente, le vendaron los ojos, lo sentaron en el pretil, apunten, … FUEGOOOO! … y sonaron tiros que el eco de los riberos gravó en el silencio. Le quitaron la venda y pudo comprobar que seguía vivo aunque olía a mierda. Comprendió al instante que todo fue una patraña, una ficción, una valiente apuesta para despertarse en la crítica. Siguió vivo algunos años; pero nunca recuperó el habla.

También se puede motivar la capacidad de crítica del pueblo español presentando como juego teatral todos los muertos de ETA. Conviene que el director sea un afamado cineasta vasco para llenarlo de verosimilitud. O todos los guardados en las cunetas. O todos los protegidos por las tapias de los cementerios.

España es un país rico en patrañas, no nos quejemos, que debemos tener la cabeza atenta al complejo mundo de las informaciones.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.