El sector público de Extremadura debe a los autónomos 55 millones y tarda en pagar 82 días

Comparte en redes sociales

El conjunto del sector público de Extremadura tiene una deuda con los autónomos y pymes que se sitúa en torno a los 55 millones de euros y tarda en pagar una media de 82 días, según la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Según el Observatorio del Trabajo Autónomo realizado por ATA, la
morosidad pública se redujo casi un 40 por ciento en el primer trimestre
del año respecto al trimestre inmediatamente anterior, hasta situarse
en 2.422 millones de euros, gracias al plan de pago a proveedores y las
medidas tomadas par frenar la morosidad.

   Además, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha asegurado en una
rueda de prensa que la cifra se ha reducido a la mitad en comparación
con la registrada un año antes, aunque ha reconocido que esta morosidad
sigue lastrando la actividad de miles de autónomos, ya que los periodos
medios de pago siguen en casi cuatro meses (111 días).

   A pesar de la reducción del primer trimestre, ATA asegura que
tanto las administraciones públicas como el sector privado siguen
incumpliendo la ley, ya que el sector público tarda 111 días de media y
no 30 días, mientras que el sector privado tarda una media de 85 días
frente a los 60 que establece la norma. Teniendo en cuenta ambos plazos,
se el plazo medio de pago de las facturas a autónomos se sitúa en 98
días.

   Tanto los periodos de pago como la cuantía adeudada por las
administraciones públicas a los autónomos han registrado un importante
descenso en el primer trimestre, puesto que el plazo ha pasado de los
129 días registrados en diciembre a los 111 de marzo, mientras que la
cuantía ha descendido en más de 1.500 millones.

   Al desglosar los tiempos, se ve que el 14,8 por ciento de los
autónomos tarda en cobrar las facturas de la administración más de seis
meses, mientras que el 51,5 por ciento tarda entre tres y seis meses y
el 33,7 por ciento cobra antes de 90 días. Hace tres meses solo el 32,6
por ciento cobraba en un plazo inferior a tres meses.

   Los plazos varían en función del organismo que pague. Así, el
periodo medio de pago de la Administración Central es de 34 días, muy
cerca de los 30 que marca la ley, mientras que las comunidades pagan de
media en 124 días y los ayuntamientos –donde se concentra el mayor
número de facturación de autónomos– en 98 días.

   Según Amor, todas las administraciones han hecho un esfuerzo en el
primer trimestre y han logrado bajar sus plazos de pago, especialmente
los ayuntamientos, que lo han reducido en 20 días, mientras que las
comunidades lo han reducido en 16 días y el gobierno central, en 5 días.

LAS EMPRESAS PRIVADAS TARDAN 85 DÍAS DE MEDIA

   En el caso de las facturas que emiten los autónomos a empresas
privadas, el periodo de cobro se mantiene anclado en 85 días, aunque en
las empresas de entre 250 y 1.000 trabajadores la cifra ha aumentado de
111 días a 113 días en un trimestre y en las empresas de más de 1.000
trabajadores ha subido de 126 a 127 días.

   Las transacciones entre autónomos y empresas de menos de 10
trabajadores suponen el único sector que cumple con lo que establece la
ley, al bajar de 59 a 58 días los periodos de pago entre dos autónomos y
de 61 a 60 en el caso de las empresas que cuentan entre 1 y 9
trabajadores a su cargo.

   Según ATA, cuanto mayor es el tamaño de la empresa, mayor es el
número de días que tarda en abonar los servicios prestados por un
autónomo. Además, Amor ha precisado que las empresas del Ibex tardan una
media de 140 días, por lo que la organización ha pedido a Hacienda un
régimen sancionador para aquellas empresas que saben que tienen que
pagar en 60 días y retrasan el pago por mala praxis.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.