Desarticulada en Mérida una organización dedicada al tráfico de hachís

Comparte en redes sociales

Han sido detenidas cinco personas y cuatro de ellas han ingresado en prisión. En tres registros domiciliarios llevados a cabo se han incautado 2.510 gramos de hachís, 11 teléfonos móviles, un vehículo y más de 2.000 € en efectivo

[Img #34778]

La Policía Nacional procedió el pasado 17 de marzo a la detención de cinco personas por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de drogas.

La investigación, llevada a cabo por agentes adscritos a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Local de Mérida, comenzó a raíz del conocimiento de la existencia en esta localidad de personas dedicadas a la venta de grandes cantidades de hachís a otros traficantes.

Las pesquisas llevadas a cabo dieron como resultado el conocimiento del “modus operandi” de los implicados, encontrándose éstos perfectamente estructurados y con roles de actuación diferenciados.

Así, el cabecilla, de nacionalidad marroquí, era el que gestionaba la entrada del hachís, valiéndose para ello de la colaboración de jóvenes conciudadanos que, o bien trasportaban la droga escondida en bolsas y equipaje, o bien la ingerían, expulsándola posteriormente en el domicilio de otro compinche, también marroquí, con domicilio en esta localidad. Posteriormente la droga era distribuída a otros traficantes, que se encargaban de la venta final al consumidor de estas sustancias.

Los agentes actuantes llevaron a cabo numerosas vigilancias discretas en los domicilios de estas personas: dos pertenecientes al cabecilla de la organización, sitos en Mérida y Almendralejo, y uno sito en Mérida, adquirido por otro de los detenidos, miembro de la organización,  a los simples efectos de servir para que las “mulas”  defecaran las “bellotas” ingeridas.

Fue el pasado 17 de marzo cuando se llevaron a cabo las cinco detenciones: dos “muleros” que días antes habían defecado en el domicilio que el grupo tenía para tal fin el hachís intervenido, así como las dos personas que vivían en dicha vivienda y el cabecilla de la organización.

Se llevaron a cabo tres registros domiciliarios, uno en Almendralejo y dos en Mérida, interviniendo un total de 251 “bellotas” de hachís (que alcanzaron un peso de 2.510 gramos), 2.030 euros en efectivo, el vehículo del cabecilla y 11 teléfonos móviles.

Los detenidos son cuatro hombres de nacionalidad marroquí y una mujer española, de entre 25 y 42 años de edad, con antecedentes, quienes tras la instrucción del pertinente atestado fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, decretando ésta el ingreso en prisión de los cuatro varones.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.