AL FINAL DEL DUELO

Comparte en redes sociales

“La
concordia fue posible»,
es la inscripción de la lápida en
la tumba donde reposa Adolfo Suarez junto a su esposa Amparo Illana en el claustro
de la catedral de Ávila. Los restos mortales del ex presidente del Gobierno
descansan ya junto a los de su esposa, que llevaba 13 años esperándolo. A
escasos metros de la tumba de Adolfo Suárez y de su mujer se encuentra el
sepulcro de Claudio Sánchez Albornoz,
Presidente de la II Republica en el exilio.

 

   
Muchas han sido las palabras elogiosas que se han dedicado a la figura
de Adolfo Suarez, al que tanto silencio se le prodigó, por lo que sigo
manteniendo mi repulsa al hecho de que una persona haya de morir, para que se
reconozcan los méritos que ha ido consiguiendo en vida cuando tanta
indiferencia tuvo que cosechar.

 

    El
presidente Monago, en su elogio al Presidente Suarez y con  la sinceridad que le caracteriza ha dicho: “hay que sacar brillo en un momento como el
actual a los valores de concordia y democracia que representa Adolfo Suárez”

y tiene razón este es un brillo que no debemos dejar que se apague.

 

  Por el contrario Arthur Mas fue a lo suyo, con clara
falta de respeto a la semblanza de un acto como el que se celebraba, tras
visitar la capilla ardiente de Adolfo Suárez
, hizo unas declaraciones, que Felipe González que
tiene cualidades de hombre de Estado, ha calificado de inoportunas. Arthur Más  no dudó en cargar contra el «inmovilismo» de
Mariano Rajoy en relación al problema de Cataluña: diciendo que «En estos momentos los
valores de Adolfo Suárez se echan a faltar». y «Figuras así hay pocas y como
hay pocas, tenemos que aprender de ellas
». Sin ninguna consideración al
hecho que justificaba su presencia allí, la muerte de Suarez no le impedía ir a
lo suyo:
  Felipe
González avisó al presidente de la Generalitat de que también podría hablar de
los valores que en la Transición tuvieron los ex presidentes catalanes Josep
Tarradellas y Jordi Pujol,
pero
esto no le entraba en el guión..

 

          Una vez que han pasado los dias de
duelo por la muerte de Suarez, no debiera olvidarse el mensaje que transmitió y
que reza en su tumba: “Fue posible la concordia”, aunque parece que no,
pues aquí hay quien olvida esta luz que momentáneamente ha iluminado a la
política actual. y continúan con lo suyo, haciéndo la vida imposible al
Presidente Rajoy que  también tiene su
gran penitencia para intentar “poner orden” tanto en lo que le dejaron como en
lo que después ha ido apareciendo.

 

  En julio de 2008, los Reyes visitaron a Adolfo Suárez y le hicieron entrega del Collar
de la Insigne Orden del Toisón de Oro, la distinción más importante que concede
la Casa Real Española. Al margen del campo institucional, el Rey y Suárez
mantuvieron siempre una estrecha relación personal
fruto de los intensos
años de Gobierno del político que impulsó la Transición. Su relación se
fortaleció por la lealtad y confianza demostrada en momentos difíciles

 

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.