Digital Extremadura

Alcaldes de la provincia de Cáceres se forman en planes de seguridad vial

Comparte en redes sociales

Alcaldes de la provincia de Cáceres participan este jueves y mañana viernes en unas Jornadas sobre Seguridad Vial Urbana organizadas por la Subdelegación del Gobierno en Cáceres, con el objetivo de reducir la siniestralidad en las vías urbanas mediante un plan propio de seguridad vial.

[Img #35124]La
subdelegada del Gobierno, María Jerónima Sayagués, ha explicado que han sido
invitados a participar los alcaldes de los 221 municipios de la provincia de
Cáceres, en distintos grupos de trabajo.

 

El
objetivo de las jornadas pasa por reducir y evitar la siniestralidad, ya que
según los datos del 2012 la accidentabilidad ha disminuido en las carreteras,
pero ha aumentado en los pueblos y ciudades, y se trata de sensibilizar a
través de los alcaldes para que establezcan un plan de seguridad vial urbana en
los municipios.

 

La
 directora provincial de Tráfico,
Cristina Redondo, ha señalado que las políticas e intervenciones que llevan a
cabo en vías interurbanas están surtiendo muchísimo efecto, «y lo que
queremos es que ese impacto se lleve también a las vías urbanas».

 

En
este sentido ha indicado que hay fórmulas que funcionan siempre como son la formación
de los conductores y la sensibilización, así como la vigilancia, “lo importante
es la planificación, que se planifiquen las medidas que a lo largo del año se
pueden ir tomando para reducir la siniestralidad».

 

En
cuanto al papel de los ayuntamientos, Redondo ha señalado que, en materia de
formación, la Policía Local puede dar charlas en los centros escolares, o con
la creación de caminos escolares seguros.

También
ha destacado la lucha contra los atropellos, ya que un 45% de los accidentes
que se producen en vía urbana son atropellos, y la Policía Local tiene una
labor fundamental de concienciación para evitar que los peatones crucen por
lugares que no están habilitados para ello.

 

Y
también para que los conductores sepan que tienen que compartir el espacio y
darse cuenta de que hay usuarios como los ciclistas o peatones que son muy
vulnerables y tiene que ir con una velocidad calmada para evitar una situación
conflictiva.

 

Los
mayores de 45 años son los que mas sufren los atropellos, y la formación en los
mayores también es muy imoprtante «ya que sufren pérdida de capacidades y
reflejos y se les puede compensar con determinados conocimientos o
comportamientos más seguros que les impidan tener ese accidente».

 

La
señalización también es importante y es una de las cuestiones a las que se
invita a los ayuntamientos a tenerlo en perfectas condiciones, renovarlo y
modificarlo cuando sea necesario de cara a la protección de los colectivos más
vulnerables.

 

Otro
de los objetivos es que se incremente el uso de las bicicletas sin
que suponga un incremento de la siniestralidad.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta