Digital Extremadura

TRAS EL BLINDAJE DE SUS RESOLUCIONES.

Comparte en redes sociales

Muchas son las reformas que se
han llevado a cabo en los últimos meses, de diferente calado y que han incidido
y mucho en la vida cotidiana de los españoles, pero quizá las que menos
repercusión mediática han tenido, sí que a mi juicio, han afectado de manera
importante a las obligaciones y derechos de todos nosotros frente a la
todopoderosa Administración.

El ciudadano de a pie había adquirido la costumbre de recurrir las
resoluciones de la Administración, no solo de la Administración Central sino de
la Administración que más se resistía al litigio cual es la local y la
autonómica. Muchos eran los recursos que se venían interponiendo contra las
resoluciones de los alcaldes que eran tomadas por Decreto, en Juntas de Gobierno
y plenos. El particular había perdido el miedo a pleitear contra su
Ayuntamiento.

La reforma operada en la Ley de
la Jurisdicción Contencioso Administrativa llevada a cabo por el Partido
Popular, ha tenido dos importantes consecuencias, ahora el administrado si
pierde el pleito en primera instancia tendrá que pagar las costas judiciales,
cosa que hasta ahora no ocurría por aquello de la igualdad de armas, y segunda,
muchas de las resoluciones dictadas por los Ayuntamientos se verán en única
instancia, es decir, dictada sentencia por el Juzgado de los Contencioso
Administrativo correspondiente, esta no se podrá recurrir ante el Tribunal
Superior de Justicia.

Estos si son recortes, pero de
los de verdad, de los que afectan a la tutela judicial efectiva, al derecho de
acceso a los recursos y a que los ciudadanos puedan pleitear en igualdad de
armas contra una poderosa administración que tiene sus propios servicios
jurídicos y que encima trabaja con el dinero de todos nosotros.

Detrás de
esas resoluciones, algunas hoy inapelables, hay políticos, alcaldes,
presidentes de diputaciones, directores generales, consejeros, gobiernos,
asambleas, plenos, tomando decisiones a diario que afectan a derechos,
haciendas, propiedades, herencias, multas, impuestos, y un largo etcétera de
particulares. Se han blindado y de qué manera!!!

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta