Seleccionar página

LA FALA EXTREMEÑA

LA FALA EXTREMEÑA

[Img #35370]En un rincón del noroeste de la
provincia de Cáceres en el valle de Jálama o val de Xálima (en a fala) en la
maravillosa sierra de Gata presidido por el pico Jálama con una altitud de 1492
metros encontramos tres bellos pueblos que son Valverde del Fresno (Valverdi du
Fresno), San Miguel de Trevejo (Sa Martín de Trevellu) y Eljas (As Ellas) donde
se habla un dialecto conocido como A fala con tres variantes o tres falaris
(dialectos), el lagarteiru hablado en Eljas, el mañegu en San Martín de Trevejo
y el valverdeiru hablado en Valverde del Fresno.

La población más grande es Valverde
del Fresno con unos 2.500 habitantes seguida de Eljas y San Martín de Trevejo.
La población total del valle de Jálama es de unas 5.200 personas.


La fala (A fala) es un habla de
transición basada en el galaico-portugués y en el astur-leonés con ciertos
arcaísmos medievales, es hablado por la mayoría de estas tres poblaciones
aproximadamente por unas cinco mil personas. Mucho se ha hablado de la
procedencia de A fala también conocido como chapurreau, A fala de Xálima, A
fala dos tres lugaris, valegu o A nosa fala, desde su origen gallego, portugués
o astur-leonés. Esta zona fue repoblada en el siglo XIII por poblaciones procedentes
de Galicia, Asturias y León, estas tres regiones conformaban el reino de León,
hay que remontarse a esta época a los orígenes de la fala.


Este valle dado su carácter fronterizo
siempre fue ambicionado por reyes de Castilla, de León y de Portugal. Como bien
es sabido el gallego y el portugués en la edad media era la misma lengua
conocida como galaicoportugués, de hecho Alfonso X El Sabio escribió en ese
siglo (S.XIII) las famosas cántigas en galaicoportugués. Ya en el siglo XV se
produjo la división de las dos lenguas como consecuencia principalmente de la
separación en dos países, los gallegos dentro del Reino de Castilla y el Reino
de Portugal por otro lado, evolucionando a partir de entonces de distinta forma,
aunque siguen siendo lenguas muy afines. Un hecho es que tanto la arquitectura
y la gastronomía del valle de Jálama tiene un origen galaico-portugués y
astur-leonés.


[Img #35371]La fala con rasgos lingüísticos
propios no hay que confundirla con otras poblaciones extremeñas donde algunos
de sus habitantes si hablan portugués dialectal, véase los casos de Olivenza
(portugués oliventino) población que fue portuguesa hasta 1801 anexionada a
España tras la Guerra de las Naranjas, Cedillo, Herrera de Alcántara, La
Codosera o las pedanías de Valencia de Alcántara, aunque en estas poblaciones
es cada vez menor el uso del portugués, cayendo en desuso. En el caso del
portugués oliventino solo lo hablan personas nacidas antes de 1950. En los
colegios se estudia como segunda lengua extranjera. Se da la circunstancia que
el grupo oliventino Acetre uno de los grupos de folk referentes a nivel
nacional cantan canciones en portugués oliventino y en el dialecto portugués de
Cedillo.


Muy próxima lingüísticamente a la fala
es el habla de la pequeña población de La Alamedilla en el suroeste de la
provincia de Salamanca donde se habla un dialecto asturleonés y
galaicoportugués similar al hablado en el Valle de Jálama.


La peculiaridad de los dialectos o
hablas de transición es un fenómeno que ha marcado la idiosincrasia de sus habitantes
por el contacto entre diferentes grupos lingüísticos, además de la fala
extremeña, existen otros dialectos de transición como es el caso del dialecto
berciano fruto también del contacto entre el gallego y el astur-leonés hablado
en la comarca de El Bierzo en León. Otros ejemplos de habla de transición de
hablas gallegas y astur-leonesas sería el eonaviego hablado en la zona oriental
de Asturias, las hablas de transición del aragonés al catalán o el barranqueño
hablado en la localidad portuguesa fronteriza de Barrancos próxima a Valencia
del Mombuey y Oliva de la Frontera conocido como fala de Barrancos donde se
habla en este caso un dialecto basado en el portugués y el castellano.


Los hablantes de las tres variedades
de A fala: el valverdeiru, lagarteiru o mañegu son inteligibles entre ellos. El
lagarteiru es la variedad más antigua siendo la que menos influencias tiene del
español, el nombre de esta variedad se debe a la costumbre que tenían sus
habitantes de comer lagarto muy típico en la zona.


Todos los hablantes del valle de
Jálama son bilingües. En la administración y en los colegios se utiliza el
español (castellano), de hecho la fala cada vez está más influida de
castellanismos, en cambio en el ámbito familiar y a nivel local se utiliza A
fala. Los niños hablan perfectamente A fala aprendiendo el castellano en el
colegio.

 

Ejemplos:

Gallego      Fala    
 Pourtugués        Asturiano (bable)        Español

Touro          toiru      touro ~ toiru        toru                            toro

pouco         poicu        pouco            pocu ~ pucu                 poco

souto          soitu         souto               sotu                            soto

roupa          roipa        roupa               ropa                           ropa

espello       espellu     espelho           espeyu                       espejo

 

Pero si hay que destacar algo de la
fala es ese carácter transfronterizo. A fala ha perdurado impasible desde el
siglo XIII, ochocientos años de forma ininterrumpida. Un orgullo para todos sus
hablantes. En la actualidad es Bien de Interés cultural en Extremadura,
formando parte del patrimonio cultural de Extremadura.  

 

 

Sobre el Autor

Oferta Post Covid

Contrata publicidad

FESTIVAL DE MÉRIDA

Fase I del Estado de Alarma en Cáceres

ISABEL RAMOS EN CONPARTES CÁCERES

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

JOCCA SHOP - Home & Life

Café y perrunillas con Sonia Merino

RSS EUROPA PRESS

SUSCRÍBETE

marketing digital

marketing digital extremadura