Digital Extremadura

Un centenar de familias y más de 200 jóvenes ayudarán a párrocos de once provincias, entre ellas Cáceres

Comparte en redes sociales

Un total de 111 familias –282 adultos y 299 niños– y 220 jóvenes compartirán su fe esta Semana Santa ayudando a 19 párrocos en localidades de once provincias españolas, Cáceres entre ellas, con Familia y Juventud Misionera (www.soymisionero.es), un apostolado del Regnum Christi que cumple 13 años en España al servicio de la Nueva Evangelización.

   «Las parroquias donde ayudamos se encuentran en zonas rurales,
donde un mismo sacerdote atiende 10, 20 y hasta 30 pueblos él solo»,
explica el director de Familia Misionera, Jorge Barco. Según añade, el
Papa habla de la Iglesia como «una historia de amor» y ese amor quieren
concretarlo ayudando a estos párrocos en este momento litúrgico «tan
importante».

   Los participantes estarán a disposición de estos párrocos hasta el
próximo domingo en Asturias, Burgos, Cáceres, Castellón, Córdoba,
Guadalajara, Palencia, Teruel, Toledo, Murcia y Huesca. A los misioneros
les acompañan 35 legionarios de Cristo y 23 consagradas así como cuatro
consagrados en el Regnum Christi.

   La labor de estos misioneros consiste en dar testimonio de su fe
por las calles y las casas, ayudar a preparar los oficios y las
celebraciones, visitar a los ancianos y a los enfermos y, sobre todo,
«ser testimonio».

   Según precisa el responsable de las familias que misionan desde
hace nueve años en Cabrales (Asturias), Juan Antonio Ramos, para las
familias también es una oportunidad de transmitir la fe a los hijos y
compartirla con ellos.

   Algunas familias proceden de los colegios del Regnum Christi en
España, como Everest Monteclaro, Highlands Los Fresnos, Highlands El
Encinar, Highlands Sevilla, Cumbres School Valencia, Reial Monestir de
Santa Isabel o Highlands School Barcelona. Desde el Everest School
Monteclaro, además, los misioneros llevarán media tonelada de alimentos
al Cotolengo de Las Hurdes.

   Entre los jóvenes que irán de misión, un grupo estará en
Castellón, otro en Huesca y un gran grupo se desplazará por sexto año
consecutivo a Murcia, concretamente, a siete parroquias de Puerto de
Mazarrón, Cartagena y Murcia.

   «Ir de misiones con el montonazo de jóvenes que vamos es un
verdadero Testimonio: el que damos en los pueblos con nuestra presencia,
y el que me llevo a casa al ver tanta gente buena al servicio de la
Iglesia», afirma un joven ingeniero de Madrid, Julio Lorenzo.

   Por su parte, el párroco de Santa Florentina (Cartagena), Antonio
José Palazón, explica que ir de misiones es «colocarse un poco en el
punto de mira de Jesús para descubrir su amor». Para él, estos jóvenes
aportan «su juventud y su fe: unas veces más elevada, otras más
vacilante, pero siempre importante».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta