Digital Extremadura

LA CLASE POLÍTICA Y LA ABOGACÍA SE UNEN EN LA DESPEDIDA A JAIME VELÁZQUEZ

Comparte en redes sociales

La clase política y la abogacía cacereña se han dado cita esta mañana en la Concatedral de Santa María para despedir los restos mortales del que fuera primer presidente democrático de la Diputación cacereña con UCD, Jaime Velázquez García, fallecido ayer en Cáceres, a los 75 años de edad.

[Img #35444]Junto a su viuda y sus siete hijos y
nietos, la familia doliente ha estado acompañada por la vicepresidenta de la
Junta, Cristina Teniente; el vicesecretario general de Organización Electoral
del PP y diputado por Cáceres, Carlos Floriano; el presidente de la Diputación
Provincial, Laureano León; los alcaldes de Plasencia y Coria, Fernando Pizarro
y José Manuel Ballesteros; el ex alcalde de la ciudad, José María Saponi; y el
decano del Colegio de Abogados de Cáceres, Carmelo García Gascón; y el ex
presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y ex
diputado por Cáceres, Ramón Aguirre, entre otras autoridades y
representaciones.

El oficiante, y obispo de la
diócesis, Francisco Cerro Chaves, ha subrayado en su oración fúnebre que
«Jaime Velázquez fue un hombre bueno, honesto, cristiano –recordó que
había sido pregonero de la Montaña–, que hizo de su vida un
servicio».  Centró su breve
alocución en tres claves cristianas de la muerte: el desamor de la muerte, o la
interrogante de qué hay detrás de la vida; la alegría del encuentro con el
Señor, antes del cual el difunto «pasó haciendo el bien y quiso servir a
los demás»; y la reunión de despedida en torno a su féretro «que nos
recuerda algo importante: que su vida sigue viva», para recordar,
finalmente, la visión cristiana de la muerte, en que la vida no termina,
«porque quienes le llevan en su corazón le recordarán siempre».

 La despedida oficial, al término del
oficio fúnebre, tuvo lugar en la capilla del Santísimo, tras lo cual los
familiares recibieron el pésame de los asistentes junto a la escalinata del
altar mayor del templo concatedralicio.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta