Digital Extremadura

UN ABRAZO DE MADRE

Comparte en redes sociales

Esta mañana
he madrugado como todos los domingos para ir a correr pero mis compañeras hoy anticiparon
que se les iban a pegar las sábanas y hemos aplazado la salida.  Como disponía de más tiempo,  decidí preparar un desayuno diferente para
toda la familia. Al entrar en la cocina uno de mis hijos se me había
adelantado. Nada más verme se levantó de su silla y me dijo  “felicidades, es el día de la madre”. Yo no me
había dado cuenta y, además,  soy de las
que piensan que este no es más que un día comercial que se inventaron los del
cortinglés pero me ha dado un abrazo tan fuerte del que no me podía desasir .

 

Me vas a
romper un hueso, le dije, pero él se había empeñado en no soltarme.  Entonces he recordado que así le daba los
abrazos a mi madre y que ella me decía lo mismo,  qué bruta eres,  hija… me vas romper. Así  que me he emocionado  recordándola y recordando el último abrazo que
nos dimos y que de alguna manera aún siento que nos  sigue dando  desde el Cielo.

 

Dedicado a mi
madre. ME educó, me enseñó 
a confiar en mí misma, a pensar, a tomar decisiones y, sobre todo, 
me inundó con su Amor y me enseñó el camino hacia  Él  donde sé que me espera con los brazos
abiertos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta