Digital Extremadura

La investigadora extremeña Lourdes Vega, Premio de la RSEF- Fundación BBVA

Comparte en redes sociales

La investigadora extremeña Lourdes Vega ha sido galardonada con el premio de la RSEF- Fundación BBVA en la categoría de Física, Innovación y Tecnología.

[Img #36092]

Dotado con 8.000 euros, reconoce investigaciones que hayan supuesto avances en innovación tecnológica o hayan impulsado las aplicaciones en las empresas.

 

Lourdes Vega Fernández (Villanueva del Fresno, Badajoz, 1965) es directora global de Tecnología en Agro-Alimentación, Tratamiento de Aguas y Usos de CO2 del Grupo Air Products, una multinacional con más de 20.000 empleados en Europa, América y Asia.

 

Compagina ese puesto con el de directora de Investigación y Desarrollo de Carburos Metálicos S.A., y con la dirección del centro de I+D MATGAS en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

 

Ha liderado más de 40 proyectos nacionales e internacionales, entre ellos el consorcio público-privado SOST-CO2 sobre usos industriales y sostenibles del CO2, de más de 26 millones de euros. Tiene tres patentes, y es autora de un libro de divulgación sobre los usos del CO2.

 

En el ámbito académico, Vega es física teórica -obtuvo el doctorado por la Universidad de Sevilla-, y ejerce como tal. Experta en simulación, su investigación en modelos para predecir el comportamiento termodinámico de compuestos químicos y el desarrollo de nuevos materiales para separar gases y contaminantes ha dado lugar a más de 150 publicaciones científicas en revistas de alto impacto.

 

PERFIL POCO HABITUAL

 

Vega sabe que su perfil es, cuando menos, poco habitual, y admite haberse enfrentado en más de una ocasión a la pregunta “¿Cómo siendo tú física te dedicas a la empresa?”, que en su opinión ilustra la tradicional falta de relación entre los ámbitos de la investigación y la empresa en España.

 

Su respuesta es simple: “Soy física porque me gusta entender las cosas, pero quiero entenderlas para aprender a mejorarlas y para aplicar lo que aprendo”.

 

Esta familia de premios, dotados en total con 50.000 euros para sus ocho categorías, reconoce cada año a algunos de los más relevantes físicos españoles.

 

En esta edición las investigaciones de los ganadores tocan áreas como el comportamiento de los fluidos; el plegamiento de proteínas; el aprovechamiento del CO2 por parte de la industria; o la obtención de energía limpia e inagotable mediante la fusión nuclear.

 

Son trabajos que reflejan el buen lugar que ocupa la física española en el panorama internacional, la variedad de las áreas que aborda y su capacidad de impulsar el progreso. 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta