EL ATRIBULADO SIGLO XVIII Y LOS DESUNIDOS EXTREMEÑOS

Comparte en redes sociales

 Dando un salto en el tiempo no entramos en la Edad Media en Extremadura,en que sin embargo son muy interesantes los orígenes del atraso de nuestra región y habría mucho que escribir sobre ello,y nos adentramos en las épocas en que ya es visible el citado atraso,más llamado en nuestros tiempos “subdesarrollo”,pero que apuntará sin duda a esos orígenes medievales.

 

 

     El primer Informe que conocemos de los tiempos modernos es,sin duda, la exposición o “Discurso sobre el acrecentamiento de la labor de la tierra” que Pedro de Valencia,famoso hacendista y humanista,natural de Zafra(Badajoz), dirigió sobre el año 1600 al Rey Don Felipe III,reflejando,evidentemente,la impresión que le causaba el ambiente de la tierra en que vivía.

 

 

     Y es fundamental  en qué medida para Pedro de Valencia la “hacienda del Rey”,son los hombres,no los territorios ni el dinero,siendo la labor de la tierra la que “acrecienta la gente”.Y así,”tendrá que comer el vecino” y no se irán de las tierras huyendo del trabajo y del hambre,”todos a estudios o a Indias”,sino  que estarán cada uno “en su casa y en su heredad”,atreviéndose a casarse y mantener casa,multiplicándose y llevando la tierra”.

 

 

     Y estas preocupaciones son verdaderamente continuas a lo largo de todo el siglo XVIII: hay que recordar al Regidor de la ciudad de Badajoz D.Miguel de Zavala y Auñón,que ya en 1732 se dirige al rey D.Felipe V;a D.Vicente Paíno,diputado por Badajoz con voto en Cortes(1764);a D.Gregorio Muniain,comandante de la entonces “provincia” de Extremadura en Badajoz por las mismas fechas,pues informa sobre el memorial o “representación” de Paíno; al Conde de Floridablanca,como fiscal del  Consejo Supremo de Castilla(1770);al Conde de Campomanes con igual cargo,que hace un estudio tan minucioso que le dedica seis años,según él mismo dice,declarando : “…la Provincia de Extremadura ha llegado con justa causa al Trono a implorar la real clemencia y protección,para impedir su inminente exterminio y despoblación,pues…”

 

     Con estos lamentos y preocupaciones conecta D.Juan Meléndez Valdés,gran poeta y jurista de Ribera del Fresno(Badajoz),en su discurso de apertura de la Real Audiencia de Extremadura en Cáceres el 27 de abril de 1791,diciendo :”Pero Extremadura ha sido hasta aquí en el imperio español una provincia tan ilustre y rica como olvidada,aunque nunca le hayan faltado hijos insignes…Todo está por crear en ella,y se confía hoy a nosotros.Sin población,sin agricultura,sin caminos,industria ni comercio,todo pide,todo solicita,todo demanda,la más sabia atención,y una mano reparadora y atinada para nacer a su impulso,y nacer de una vez sobre principios sólidos y ciertos,que perpetúen por siempre la felicidad de sus hijos…Hoy se fía a nosotros el empeño difícil cuanto honroso de proveer a tan graves necesidades,de regenerarla,de darle nueva vida…”.

 

 

     Y de manera más popular lo podemos ver en la famosa décima del capellán de monjas de Jaraicejo(Cáceres) Francisco Gregorio de Salas,que tanto le gustaba repetir al ilustre escritor extremeño ,mi gran amigo,Pedro de Lorenzo y que dice así : “Espíritu desunido-anima a los extremeños;-jamás entran en empeños-ni quieren tomar partido;-cada cual en sí metido-y contento en su rincón,-huyen de toda instrucción;-y aunque es grande su viveza,-viene a ser por pereza,-los indios de la nación.”Es la imagen clara del hundimiento,la apatía y las “negligencias inactivas”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.