‘El Desván’ estrena la obra ‘2050’ en Ribera del Fresno

Comparte en redes sociales


La compañía teatral de Almendralejo ‘El Desván’ de Domingo Cruz estrena este viernes 25 de julio la obra futurista ‘2050’, en coproducción con ‘Samarkanda Teatro’, en el antiguo Cine de Verano, hoy Caseta Municipal de Ribera del Fresno a las 22:30 horas.

[Img #37808]Con esta obra se levantará el telón el XI Festival de Teatro Extremeño Meléndez Valdés de Ribera del Fresno.

 

Continuará  el domingo 10 de agosto a las 22:30 horas, con la obra “El Secuestro de la Bankera” por Suripanta Teatro; y el domingo 24 de agosto el grupo de teatro local Batilo Teatro estrenará la comedia infantil “Donde se esconden los sueños” que cerrará el telón.

 

Todas las obras serán a las 22:30 horas. El lugar como viene siendo tradicional, edición tras edición será la Caseta Municipal o Cine de Verano.

 

Ambas compañías, El Desván y Samarkanda, salen esta vez al escenario con los actores Fermín Núñez y Diego Ramos, que protagonizan esta obra «donde el suspense envuelve la trama», que busca «transmitir a la vez que entretener».

 

Se trata de un thriller futurista titulado donde la trama del montaje está basado en la intriga y en la tensión dramática que consigue la atención constante del espectador y su entretenimiento a través del dinamismo sirviendo a su vez de punto de partida para una reflexión sobre la sociedad actual. 2050 es una obra que habla del futuro, “no muy lejano”.

 

Está dirigida por el almendralejense Domingo Cruz, con magistrales trabajo de  interpretación de los actores Fermín Núñez, bien conocido en lalocalidad por su papel en la obra “La Posadera” que se presentó en el séptimo festival Extremeño ‘Meléndez Valdés’, y Diego Ramos.

 

La obra es un coproducción con El Desván Teatro y se estrenó el pasado 8 de marzo en la región y forma parte de la programación de la Red del Teatro y la Música de la Junta de Extremadura.

 

El espectáculo está enfocado para el público en general, pero no para menores de 12 años.

 

LA OBRA

 

Año 2050, en algún lugar de lo que en el siglo XX ha sido llamado “primer mundo” dos piezas de la imponente maquinaria de un estado totalitario cumplen su función de manera inexorable.

 

El preciso engranaje de una sociedad que ha evolucionado sobre premisas de racionalización, eficiencia y orden arrastran a Iván y al Inspector a una dinámica de control y justificaciones.

 

En esta situación, la pobre ilusión de autonomía personal, moral, deseos o perspectivas de futuro sustentan y dan sentido a estas dos fuerzas aparentemente antagónicas.

 

La misión de Iván será la de hacer desaparecer cadáveres, la del Inspector, analizar la “eficacia” de su trabajo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.