El presidente extremeño y el alcalde de Mérida inauguran el Museo “El Costurero”

Comparte en redes sociales

El presidente del Gobex José Antonio Monago y el alcalde de Mérida Pedro Acedo, han inaugurado hoy el Museo de Mérida “El Costurero”, en un acto en el que han estado presentes las primeras autoridades regionales y locales y los concejales del equipo de gobierno.

Tras descubrir una placa conmemorativa, el presidente del Gobex y el alcalde han recorrido las instalaciones del Museo, acompañados por el hijo de Juan de Ávalos, el insigne escultor que ha visto hecha realidad la idea de tener un museo en su ciudad natal, y de Ramón Carreto, que ha donado al Ayuntamiento sus colecciones de antigüedades de Ramón Carreto, entre las que destacan una magnífica colección de muñecas y juguetes antiguos, una sección etnográfica, y valiosos objetos históricos y curiosidades que van desde  el siglo XVIII hasta mediados del siglo pasado.

 

[Img #37856]

 

El presidente del Gobex abundó en similares términos, felicitó a los emeritenses por contar con un nuevo museo y dijo que Mérida seguía siendo la capital cultural de Extremadura con otro acto más, que se suma a la celebración en la actualidad del Festival Internacional de Teatro Clásico.

 

“Hoy se cumple una promesa, como suele ser habitual en los últimos tiempos, y sobre todo cuando se trata del empeño del alcalde de Mérida, Pedro Acedo; hoy el Ayuntamiento hace justicia con esta ciudad y con uno de sus hijos predilectos, poniendo por fin la obra de Juan de Ávalos a disposición de los emeritenses y de quienes nos honran con su visita”, dijo Monago, que añadió que se hace “en una ubicación emblemática como es el Costurero, en unas instalaciones muy ligadas a la historia de Mérida”.

 

El alcalde ha dicho que hoy era un día enorme para la ciudad, “porque uno de los mejores artistas de España del siglo XX tiene ya su museo, se ha hecho justicia y Mérida tiene un museo para todo el mundo”.

 

Juan de Ávalos Carballo dijo que, después de una larga batalla de 36 años y gracias al tesón y fortaleza de un grupo de mujeres y hombres enamorados de la obra de su padre, “hizo que se movieran las sensibilidades políticas y culturales de Pedro Acedo y se iniciara el camino que hoy desemboca en esta obra, entre las nobles paredes de este edificio, que muestra una pequeña muestra de las esculturas y los recuerdos personales, su biblioteca y varios de tantos honores y méritos que conquistó en todo el mundo a lo largo de su vida, y siempre con Mérida en su corazón”.

 

Ramón Carreto dijo que ver estas piezas, colecciones y trozos de colecciones llegadas de todo el mundo, “es el sueño de mi vida” porque siempre pensé en ello, “lo que para mí es el colmo de la felicidad”.

 

 

Un nuevo Museo para Mérida

 

El nuevo museo de la ciudad se denomina el Costurero porque cumplía esa función en el Hospital Psiquiátrico de Mérida, ubicado en la calle Almendralejo hasta el año 1975, cuando se construyó un nuevo edificio en la carretera de Valverde de Mérida.

 

La casa de dementes en Mérida se constituye con carácter provincial dependiente de la Diputación en el año 1842, sirviéndose para su instalación del local del Antiguo Convento Hospital de Jesús Nazareno, hoy Parador de Turismo. Sin embargo diez años después se traslada al también convento desamortizado de Los Descalzos de la misma ciudad, donde permaneció hasta su definitiva ubicación y con el nombre de Hospital Psiquiátrico Díaz Ambrona, en la carretera de Valverde.

 

Entonces, la Diputación Provincial de Badajoz cedió los terrenos que ocupaba el antiguo, en la calle Almendralejo, al Ayuntamiento de Mérida, que lo cedió a su vez al Ministerio de Justicia para la instalación de los Juzgados.

 

Una vez construido el nuevo Palacio de Justicia en 2011, los terrenos revertieron a la Diputación y el Ministerio devolvió al Ayuntamiento el edificio del Costurero. En septiembre de 2012 el Ayuntamiento puso en marcha el que es hoy el principal proyecto cultural de la legislatura, y destinar tan singular edificio a albergar el nuevo Museo.

 

El Museo de Mérida sirve, entre otras cosas, para presentar a los emeritenses  una amplia selección de esculturas de Juan de Ávalos, Hijo Predilecto de la ciudad y uno de los grandes escultores del mundo, que ve como finalmente cristaliza un proyecto largo tiempo deseado.

 

La Fundación Juan de Ávalos donó un conjunto de obras originales de este gran escultor internacional para su exposición permanente en el nuevo Museo. El Ayuntamiento cumple ahora el anhelo manifestado tantas veces por el gran artista: que su obra se expusiera en su querida ciudad natal.

 

El Museo de la Ciudad expone también las colecciones de antigüedades de Ramón Carreto, donadas en su integridad a Mérida. Entre ellas destacan una magnífica colección de muñecas y juguetes antiguos, una sección etnográfica, y valiosos objetos históricos y curiosidades que van desde  el siglo XVIII hasta mediados del siglo pasado.

 

Cuenta el Museo con objetos y obras de arte que se conservan en el patrimonio municipal, recogidos en el Inventario de los Bienes Artísticos del Ayuntamiento, realizado recientemente, hoy recuperados y puestos en valor, como el viejo reloj de torre del Ayuntamiento, de 1883.

 

El museo ocupa 1.400 metros cuadrados de superficie, la belleza y singularidad de su arquitectura, su ubicación en el centro de la ciudad y la riqueza de su contenido, hacen de este Museo un lugar con un enorme atractivo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.