PSOE: los datos de las listas de espera sanitarias son un instrumento de privatización encubierta

Comparte en redes sociales

La portavoz de Sanidad del PSOE en el Parlamento de Extremadura, Consolación Serrano, ha señalado que los últimos datos conocidos de las listas de espera sanitarias en la región son un “instrumento de privatización encubierta” por parte del Ejecutivo presidido por José Antonio Monago.

Serrano ha mostrado la preocupación de su grupo por los datos del primer semestre dados a conocer por el Servicio Extremeño de Salud (SES), ante los que ha dicho que cuando un ciudadano “no encuentra respuesta” a su problema de salud en la sanidad pública se irá a buscarlo “a la privada”.

 

En esta línea, Serrano ha expuesto que en la actualidad hay más de 7.000 mujeres pendientes de una consulta de ginecología con un tiempo medio de espera de 151 días, cuando la ley de tiempo de respuesta establece un plazo de 60 días.

 

También ha indicado que en estos momentos hay casi 5.000 personas pendientes de un TAC que esperan de media 102 días, un tiempo que está “lejos” de los 30 días que marca la ley; y existen 13.500 personas pendientes de una ecografía, las cuales esperan de media 92 días, cuando el tiempo establecido por la ley es de 30.

 

Por lo que respecta a las mamografías, según la diputada socialista, hay casi 1.700 mujeres que esperan de media 116 días, y “no 48” como se anunció por parte de la Consejería de Salud

 

Asimismo, ha informado de que el PSOE tiene conocimiento de que patologías graves, como el cáncer de mama, en la unidad de mama de Badajoz, se están interviniendo con “más de 180 días”.

 

Este extremo, según ha dicho, ha provocado un “intento de dimisión” del jefe de sección ante el “desbordamiento” de la situación y que el Gobierno de Extremadura “habrá convencido para que se quede”.

 

A pesar de estos datos, Serrano ha reconocido que la lista de espera quirúrgica ha disminuido en un 14 por ciento aunque han subido en la “misma proporción” las listas para una prueba diagnóstica, toda vez que las listas de espera se comportan como “vasos comunicantes”.

 

“Los datos, lejos de ser positivos, a mi grupo le parece que son datos muy preocupantes, porque hay muchísimas más personas que están sin diagnosticar”, ha asegurado.

 

ESTABLES CON EL PSOE

 

Serrano ha indicado que en 2002, al asumir la región las competencias en sanidad con un gobierno del PSOE, se incrementaron las plantillas, la inversión en tecnología y en incentivos a profesionales, lo que condujo a la reducción de las listas de espera sanitarias, que se mantuvieron “estables” hasta ganar el PP las elecciones, ha dicho.

 

Así ha indicado que al llegar José Antonio Monago al Ejecutivo extremeño, en julio de 2011, había 16.000 pacientes en lista de espera quirúrgica, 49.000 para una primera consulta y 15.000 para una prueba diagnóstica.

 

Aunque seis meses después, en el segundo semestre de ese año, las listas de espera sanitaria se situaron en unos “máximos históricos” de forma paralela a un “recorte de 100 millones de euros” que supuso una “caída brutal” en la actividad de los centros sanitarios.

 

De igual forma, la diputada socialista ha achacado a la “falta de equipo directivo solvente” el aumento de las listas de espera sanitaria, con cambios en los consejeros de Salud y en los gerentes, una “inestabilidad que es incompatible con la gestión”, ha mantenido.

 

PLAN DE CHOQUE INSUFICIENTE

 

De igual manera, ha considerado “insuficiente” la dotación de 5 millones de euros con la que cuenta el plan para reducir las listas de espera sanitarias, una cifra que “poco o nada puede hacer” ante un “recorte brutal consolidado de 250 millones de euros”.

 También y sobre el barómetro del CIS acerca de la sanidad, ha lamentado que la valoración de los ciudadanos vuelve a caer, fruto, ha dicho, de los “recortes” y de la “dificultad” en acceder a la asistencia sanitaria, que hace disminuir “brutalmente” la calidad de la misma.

 

Sobre las críticas del consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, acerca de la no publicación de las listas de espera en los meses previos a las elecciones regionales por parte del PSOE, Serrano ha acusado al consejero de mentir “de una forma desesperada” para “hacer responsables” a los socialistas de la “situación actual” de las listas de espera.

 

“En 2011, la responsabilidad en julio, que es cuando salen las listas de espera, era suya (del Ejecutivo del PP), que ya estaban en el gobierno, por lo tanto es mentira que el Grupo Socialista estuviera un año sin publicar listas de espera, y así lo recoge un dictamen aprobado por la mayoría de la cámara que ha llegado a esa conclusión después de una comisión de investigación de listas de espera”, ha asegurado.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.