Ingresa en prisión un varón que extraía dinero de cuentas bancarias utilizando DNI manipulados

Comparte en redes sociales

La Policía Nacional ha detenido a un varón como presunto autor de un delito de estafa, usurpación de estado civil y falsedad documental, que extraía dinero de cuentas bancarias utilizando DNI manipulados, y que tenía órdenes de búsqueda y detención policial por parte de las Brigadas de Policía Judicial de Granada y Málaga.

La investigación comenzó hace varias semanas, cuando se recibieron varias denuncias en la Comisaría de Badajoz en las que diferentes ciudadanos explicaron que las entidades bancarias de las que eran clientes les habían informado de que habían sufrido un  intento de estafa.

 

El sistema empleado para cometer la estafa siempre era el mismo: un individuo se personaba en la entidad bancaria y presentaba un DNI manipulado, al que había  cambiado la fotografía, haciéndose pasar por el verdadero cliente de la entidad financiera, solicitando realizar un reintegro en metálico.

 

En tres ocasiones la estafa no logró llevarse a cabo, ya que los empleados bancarios sospecharon de la autenticidad del DNI presentado, no realizando la operación y lo pusieron en conocimiento del cliente. 

 

En la cuarta ocasión la estafa sí se consumó. Fue el pasado 25 de julio, cuando el ahora detenido consiguió realizar un reintegro de 900 euros en efectivo.

 

A partir de estas denuncias, la Policía logró identificar a esta persona, y el día 31 de julio fue detenido al ser sorprendido por un empleado de una sucursal bancaria en la Avenida Sinforiano Madroñero cuando intentaba extraer dinero de una cuenta bancaria utilizando un DNI falso, dando aviso a la Policía.

 

En el registro de seguridad al que fue sometido el detenido, le fue encontrado el DNI falsificado, su verdadero documento de identidad y un listado de direcciones de sucursales bancarias de Badajoz, en las que aparecían tachadas aquellas por las que ya había pasado.

 

El detenido, un varón de 63 años de edad, nacido en Marruecos pero con nacionalidad española, fue trasladado hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, tras las cuales fue puesto a disposición judicial, quien decretó su ingreso en prisión.

 

Se da la circunstancia que el detenido tenía órdenes de búsqueda y detención policial por parte de las Brigadas de Policía Judicial de Granada y Málaga, ciudades en las que había conseguido obtener un botín de 500 y 1201 €, respectivamente, por el sistema ya descrito.

 

Igualmente se le imputan dos tentativas más en sucursales de Jaén y de Elche.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.