XXVII Fiesta Mayor de Las Hurdes en Ladrillar

Comparte en redes sociales

Ya han transcurrido 27 años desde que la Asociación Sociocultural de Las Hurdes propuso a los ayuntamientos jurdano la celebración de una Fiesta Mayor de la Comarca. Recogieron la propuesta y la fiesta se inició jubilosamente, con un verdadero afán del pueblo de realzar los valores de su tierra y llegar a un fructífero hermanamiento entre todos los valles y concejos de la comarca.

 [Img #38200]Ciertamente, en aquellos primeros años toda la pasión se puso en sacar de las cenizas los valores agropastoriles, etnomusicológicos, folklóricos, histórico-arqueológicos, artesanales o gastronómicos, a la vez que se montaban exposiciones de las más diversas índoles de hijos de la tierra que habían sobresalido en importantes facetas del quehacer humano.  Todo ello envuelto en una sinfonía de gaitas, dulzainas de pastor, tamboriles, zambombas y castañuelas, que convirtieron a la Fiesta Mayor de Las Hurdes en todo un orgullo para el pueblo jurdano y en una atracción digna de admirar para los cientos de turistas y viajeros que se acercaban en aquella memorable jornada.

 

     Posteriormente, y justo es reconocerlo, comenzó a diluirse el primitivo espíritu de la fiesta y los organizadores se centraron más en grandes verbenas y grupos de cantantes, de elevado caché, y en otras manifestaciones que nada tenían que ver con los genuinos valores del territorio jurdano.  Se perdió un poco el norte y hubo continuos altibajos.

 

HOGAÑO, EN LADRILLAR

 

     Aunque se consensuó en su día que la Fiesta Mayor se celebrara siempre a lo largo de un sábado del mes de agosto, este año han fijado un jueves para su celebración.  Será la localidad de Ladrillar la que recoja el testigo e inicie el festejo con la bajada de la Virgen de la Peña de Francia, considerada por algunos como “la diosa de Las Hurdes”, desde su santuario, situado a más de 1700 metros de altitud, hasta el antiguo concejo de La Ribera.  La Virgen recorrerá los cuatro núcleos habitados del concejo (Las  Mestas, El Cabezo, Ladrillar y Riomalo de Arriba), quedando entronizada en la iglesia parroquial de Ladrillar, pueblo que se erige en la cabeza del concejo y que, antiguamente, siempre se llamó El Adrillá, como se lee en cualquier antiguo legajo, pero que, como tantos otros de Las Hurdes, fue cambiado por incompetentes escribanos de tres al cuarto.  En una comarca como Las Hurdes, donde el ladrillo fue un elemento constructivo desconocido en tiempos pasados, ya que todas las viviendas se construcían con mampostería de pizarras y techos de lanchas del mismo material, es lógico que carezca de sentido un pueblo denominado “Ladrillar”.

 

     El día 14, por la mañana, los tamborileros darán el correspondiente pasacalles, endulzado por la repostería tradicional y el aguardiente de la tierra.  A las 13,00 horas, se celebrará una jornada gastronómica y un festival de sabores en la plaza del pueblo, amenizados por los acordes de una charanga.

 

     Un programa no muy ambicioso, al decir de algunos, aunque bien es cierto que no están los tiempos para tirar muchas cosas por la ventana debido a que el Gobierno de turno tiene asfixiados a los pequeños ayuntamientos y ha saqueado gravosamente los bolsillos del pueblo llano.  Pero ello no quita para que esta edición de la Fiesta Mayor de Las Hurdes llene de colorido y sana  diversión todo el valle del río Ladrillar, donde seguro que confluirán cientos de jurdanos y personas venidas de otras partes.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.