El Gobierno extremeño reclamará celeridad a García Tejerina en la puesta en marcha de las ayudas para la fruta

Comparte en redes sociales

El consejero de Agricultura, José Antonio Echávarri, reclamará este miércoles a la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, “rapidez y celeridad” en la puesta en marcha de las medidas aprobadas en favor de la fruta tras el veto ruso.

Una petición que el consejero extremeño realizará en el marco de la reunión que los representantes de las Comunidades Autónomas mantendrán este miércoles con la ministra de Agricultura, y en la que desde el Ejecutivo regional le pedirán “que no escatimen fondos para que sea una medida eficaz” y que “busque los aliados que tengan que buscar en Europa para que esto sea una realidad”.

 

Echávarri ha señalado que tras conocerse el cierre del mercado ruso, el Gobierno extremeño se puso “a trabajar para conseguir lo que se ha conseguido, en definitiva, que un producto como la ciruela que estaba en principio de esa lista de productos que tenían ayudas por su retirada, y que perjudicaba gravemente a Extremadura, pues entrara” en las ayudas.

Ha reiterado que el Gobierno de Extremadura “ha trabajado duramente” y “tiene peso en Madrid”, porque “esa decisión que se adoptó aquí el llevarla al ministerio”, se plasmó en el reglamento que se publicó el pasado 30 de agosto “y en el que está incluida la ciruela como perceptor de ayudas por su retirada”, ha explicado.

 

Según señalado el consejero, este reglamento recoge 125 millones de euros para la fruta, de los que 82 millones serán para la manzana y la pera porque “son los productos más perjudicados en Europa”, y los 43 milones restantes para el resto de productos, entre los que se incluye la retirada de ciruelas.

 

El consejero ha explicado que otra de las medidas propuestas por el Gobierno extremeño y que “así fue recogida en Madrid”, es que “no solo fuera destinadas para las organizaciones profesionales, sino que también pudieran beneficiarse los agricultores a título personal”, ha dicho.

 

También se consiguió, ha explicado, que “fuera con carácter retroactivo desde el 18 de agosto hasta el 30 de noviembre”, algo que ha considerado “muy importante”, ya que la fruta extremeña todavía tiene producción en septiembre, que es cuando se pretendía cerrar.

 

En cuanto a los precios definitivos que se van a cobrar por esta retirada, Echávarri ha avanzado que serán de 0,34 euros por kilo para retirada y distribución gratuita, y 0,20 euros por kilo para otros destinos.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.