El alza de los carburantes es el principal componente del repunte del IPC

Comparte en redes sociales

UGT Extremadura ha indicado que el alza de los precios de los carburantes ha sido el “principal componente” del repunte alcista de dos décimas en los precios en febrero.

El sindicato ha indicado que la dependencia energética y la caída del valor del euro provocan una progresión favorable en un escenario que “sigue inmerso en la negatividad con una tasa anual en Extremadura del -1,3 por ciento”.

 

Los datos de febrero, según UGT Extremadura, reflejan una inflación “muy sujeta a factores volátiles, como el precio del petróleo”, por lo que para “asentar” la recuperación, el sindicato apuesta por el “crecimiento real de los salarios, allí donde las condiciones de las empresas y los sectores lo permitan”.

 

El nivel de precios creció en dos décimas en Extremadura en el pasado mes de febrero, cifra similar la media nacional, y permanece la inflación interanual en niveles negativos (-1,3 por ciento) “más acusados” que en el ámbito estatal (-1,1%).

 

Así, ha indicado que la “moderada subida” registrada en febrero es la resultante de la suma de un crecimiento en los precios de los carburantes (2,5 por ciento), además de los aumentos experimentados en determinados artículos de la cesta de la compra, como las bebidas alcohólicas y el tabaco (0,6 por ciento) y algunos alimentos (0,4 por ciento). En sentido contrario, destaca el decremento de los precios de la electricidad (-1,7 por ciento) y del vestido y calzado (-1,3 por ciento).

 

“Los datos del IPC de febrero continúan mostrando una inflación en niveles mínimos que corroboran la debilidad del consumo y de la falta de expectativas sobre la solidez de la reactivación económica. La situación actual responde a un factor externo como son los vaivenes coyunturales en la evolución del precio del crudo y no a un funcionamiento eficiente y responsable de los mercados de bienes y servicios”, ha indicado UGT.

 

En este sentido, el sindicato ha considerado que las familias aún no perciben que la actividad “despegue definitivamente” porque el nivel de desempleo es “muy elevado” y porque los empleos que se comienzan a crear son “precarios, de baja calidad y con sueldos de miseria”, por lo que “revertir esta situación es crucial para apuntalar el crecimiento”.

 

Por eso, según UGT Extremadura, la negociación colectiva debe ser “coherente con las necesidades actuales” de la economía y apostar por el “crecimiento real de los salarios, para consolidar la reactivación y reducir esas situaciones de pobreza laboral”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.