Natura 2000 pide que la ermita de San Jorge sea declarada Bien de Interés Cultural

Comparte en redes sociales

La asociación y escuela de animación Natura 2000 ha solicitado a la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura que se abra “urgentemente” un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), en base a la Ley 2/1999 de Patrimonio Histórico y Cultura de Extremadura, para la ermita de San Jorge, que se encuentra localizada a doce kilómetros de Cáceres, “medio hundida en una charca para dar de beber al ganado”.

La ermita de San Jorge se halla “en absoluto peligro de desaparición”, asegura la asociación que advierte, sobre todo, que el agua está destruyendo de forma acelerada “los magníficos frescos” de las paredes de la construcción que, según los estudios existentes, se edificó inicialmente en el siglo XIV.

 

Lo más característico del diseño de la misma, además de la presencia en su interior de un estanque artificial, es la traza de su cubierta, compuesta por cuatro grandes arcos de medio punto que arrancan de fuertes muros, fabricados los últimos con mampostería en su zona baja y ladrillo en la superior, levantados sobre la piedra natural que circunda el edificio y apresa el agua del estanque, según recuerda la asociación en nota de prensa.

 

Sobre dichos arcos, grandes losas de granito hacen de techumbre del templo. De granito son también las losas que hacen de suelo del coro, sustentado por dos arcos escarzanos, únicos elementos que subsisten en el interior de la nave. Las líneas superiores que marcan los máximos niveles que ha alcanzado el agua en el interior del edificio rozarían el nivel de este coro, que al parecer siempre llegó a estar a salvo de las mismas.

 

Una teoría que barajan los estudiosos y relacionada con la función de la ermita indica que a la misma, llena de agua, entraría el caballero montado sobre su corcel, y a la misma altura que el sacerdote, éste en el coro, sería bendecido por el hecho de haberse adentrado en las sagradas aguas. “Un poco habitual ritual y manera de bendecir que haría aún más especial el edificio y necesaria la conservación del mismo”, argumenta la asociación.

 

CONJUNTO  MONUMENTAL

 

Por ello, Natura 2000 pide también que dicha declaración no sea sobre un monumento sino sobre un conjunto monumental, haciéndola extensiva a la cercana Torre de los Mogollones, actualmente también en estado de completo abandono, que perteneció la atalaya a Don Diego García de Ulloa.

 

Llamada antiguamente el Castillo de las Seguras de Abajo, la torre se incluye en un largo listado de castillos, casas fuertes y torreones que desde el siglo XIV y principalmente a lo largo del siglo XVI se edificaron en las cercanías de la por entonces villa por las mismas familias que en el centro urbano edificaban los palacios que hoy conforman el centro histórico.

 

Un reflejo del poder que una nobleza medieval mantenía en el Estado Moderno, y que mostraban tanto dentro del municipio como en sus señoríos, entre los que destacan los del camino de Mérida, como los Castillos de las Arguijuelas (o Herguijuelas), las Cerveras, el Garabato o Santiago de Bencáliz, o la Quinta de la Enjarada y las Casas de las Seguras, en dirección a Badajoz.

 

Junto a la ermita de San Jorge y la torre de los Mogollones, Natura 2000 pretende que se incluya en la declaración de sitio histórico al cercano dolmen de La Hijadilla, monumento megalítico que podría corresponder a enterramientos colectivos y que incluye un valor patrimonial excepcional a la ruta de senderismo de Los Mogollones, desde la carretera de Badajoz a Malpartida de Cáceres, “significando así un atractivo turístico para los amantes de rutas de senderismo en la naturaleza sin grandes dificultades”, recoge la nota.

 

Los sitios históricos están definidos por el artículo 6.1 de la Ley 2/1999, de Patrimonio Histórico y Cultura de Extremadura, como “el lugar o paraje natural donde se produce una agrupación de bienes inmuebles que forman parte de una unidad coherente por razones históricas, culturales o de la naturaleza vinculadas a acontecimientos, recuerdos del pasado o manifestaciones populares de las raíces culturales de una comunidad que posean valores históricos o técnicos”.

 

No obstante para Natura 2000 lo importante es que se lleve a cabo una declaración urgente como bien o sitio de interés cultural y se proceda a desecar la charca artificial que está terminando con la ermita de San Jorge, “poniendo medios y protección a las joyas patrimoniales abandonadas tan cercanas a la capital cacereña antes de que el tiempo o los desalmados terminen con ellas”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.