EL PSOE DE MÉRIDA EQUIVOCA LAS PRIORIDADES

Comparte en redes sociales

[Img #42798]Cuando uno da una excusa sin que nadie se la pida es que sabe que ha obrado mal. Es el caso de Estrella Gordillo, portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Mérida y a la que tengo un especial aprecio, pero se ha equivocado con creces. En su muro de Facebook justificaba la ausencia de su grupo al acto institucional de “Mérida, Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2016”, alegando que era únicamente para autobombo de Pedro Acedo y José Antonio Monago y que lo habían convertido en un mitin político. La señora Gordillo habla de oídas completamente, porque su asiento estaba reservado pero vacío. A mí tuvieron la deferencia de invitarme desde el Ayuntamiento. A pesar de ser muy crítico con su gestión, nadie del Partido Popular (no había otro) ni ningún ciudadano de las decenas allí presentes me reprochó nada. Ni el alcalde de Mérida, ni el presidente del Gobierno de Extremadura, ni los consejeros del Gobex ni los concejales. Más al contrario, fui recibido con una amplia sonrisa y un apretón de manos de Óscar Baselga, comisario de la Capitalidad, quien andaba un poco nervioso porque todo saliera bien, como así ocurrió.

 

El único que frenó en seco sus palabras fue Pedro Acedo, dándose cuenta que es la primera autoridad de Mérida y que no hablaba como candidato a la reelección sino como alcalde de Mérida. El edil explicó cómo se había gestionado la capitalidad con la bendita complicidad de la enóloga emeritense María Isabel Mijares y trazó un discurso apropiado para la ocasión. En el mismo tono comparecía José Antonio Monago, quien tuvo la deferencia de quitarse la chapita electoral de la solapa y colocarse un pin con la bandera de Extremadura, porque hasta el 24 de mayo, al menos, él es la máxima autoridad en la región y como tal acudió al acto, dando el respaldo del Gobierno extremeño a tan importante evento.

 

¿Dónde estuvo el mitin del PP? En la imaginación de quien dio cuentas a Estrella Gordillo de lo sucedido el jueves por la tarde en el Antiguo Costurero, sede permanente de la exposición emeritense Juan de Ávalos que, guste o no, es otra realización del PP en el gobierno municipal. Recuerdo a finales de los años 80 y principios de los 90 del siglo pasado la de veces que el por entonces alcalde Antonio Vélez Sánchez prometió este museo. Y han tenido que pasar 30 años y estar Pedro Acedo en la Alcaldía para que las palabras se hagan realidad. Quizás Vélez no pudo, supo o quiso, porque en su etapa Ávalos era un escultor maldito por haber trabajado en el Valle de los Caídos, pero guste más o guste menos es un monumento nacional, a pesar de las connotaciones dolorosas que pueda conllevar.

 

El interviniente que puso las cosas en su sitio fue el embajador Jesús Sánchez Adalid. El cura párroco de San José de Mérida y escritor de éxito con más de 1,5 millones de lectores –que tiene pendiente una gira promocional de su última novela por Hispanoamérica–, dijo que “Mérida, Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2016” debía servir para sumar, no para restar, con independencia del gobierno actual y del que salga en las elecciones del 24 de mayo, “porque esto no es de los políticos, es de todos”. Efectivamente, mi párroco lleva razón. El beneficio que puede obtener Mérida en todos los aspectos y en todos los sectores es tal, si se sabe gestionar, que la economía emeritense, delicada como todas, se puede beneficiar sin duda de manera importante.

 

Por eso es momento de sumar, de aportar, de tomar la iniciativa, de respaldar lo iniciado y mejorarlo si fuera necesario. Ahora, con posturas extremistas como la del PSOE, cuya portavoz municipal deja el asiento vacío, no llegamos ni a Calamonte. ¿Y si gobierna Antonio Rodríguez Osuna a partir del 24 de mayo y usted es diputada en la Asamblea, también hará lo mismo? Estoy de acuerdo en muchos de los planteamientos que Gordillo ha realizado tanto en el gobierno como en la oposición, pero no asistiendo al acto del jueves ha equivocado totalmente las prioridades. Y aquí sólo hay una prioridad, Mérida, que es la capital de todos los extremeños y que, como muy bien dijo el alcalde Acedo, es un “punto neurálgico” para conocer Extremadura. Y en la defensa de nuestra región debemos ir todos de la mano, sin partidismos que valgan aunque con distintas concepciones de la misma. Por lo tanto, señora Estrella Gordillo, permítame que le diga que el desplante no se lo ha hecho usted y su grupo al presidente del Gobierno extremeño, al alcalde de Mérida, a los embajadores, a las personas que allí estábamos, sino que ha sido a Mérida y a Extremadura y por ahí sí que no paso.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.