La Policía Local refuerza sus turnos con 25 agentes más

Comparte en redes sociales

La Policía Local de Cáceres va a reforzar sus turnos ordinarios de mañana, tarde y noche, con 25 agentes más durante los días de Semana Santa para garantizar la seguridad y la normalidad en los desfiles procesionales, que comienzan este sábado, y para controlar los cortes de tráfico a las calles afectadas por las procesiones.

Así, desde este sábado y hasta el Domingo de Resurrección, día 5 de abril, se realizarán un total de 512 servicios en los turnos establecidos, y los agentes vigilarán, principalmente, el itinerario afectado por la carrera oficial que afecta a las calles Sande, Godoy, Picadero, Roso de Luna, Clavellinas, Santa Clara, San Ildefonso, Gallegos y Hornos, que son las vías por las que habitualmente pueden circular coches pero que quedarán cerradas al tráfico rodado.

 

Así lo ha señalado el portavoz del Gobierno local, Valentín Pacheco, tras la Junta de Gobierno donde se ha dado cuenta de este dispostivo especial que se pondrá en marcha estos días para garantizar el buen funcionamiento de los actos de la Semana Santa cacereña, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

 

Las procesiones afectan también a otros cambios en la movilidad, de manera que se trasladará la parada de taxis de Gran Vía a la plaza Marrón y, durante la celebración de la Procesión Magna el sábado día 4 de abril, las paradas de autobús y taxis de la avenida de España se trasladará a la Cruz de los Caídos.

 

El cierre de los itinerarios de cada defile procesional será tres horas antes de cada procesión pero, fuera de ese horario, se permitirá el acceso a los hoteles, la carga y descarga y a los residentes de las zonas y se retirarán los pivotes existentes en la Gran Vía para facilitar el acceso de los pasos.

 

Pacheco ha explicado también que las terrazas de los establecimientos que estén ubicados dentro de los recorridos de las procesiones deben retirarse al menos con tres horas de antelación a cada desfile y tendrán que despejarse de vehículos, según las distintas procesiones, otras calles como Santiago, Godoy, Zapatería, plaza del Duque, avenida de España, Zurbarán, plaza de la Concepción, plaza del Doctor Durán, San Juan y los diferentes adarves de la muralla.

 

La policía controlará también las alturas de objetos a lo largo del recorrido para evitar que pueda surgir algún problema al paso del desfile procesional y se advertirá de la imposibilidad de montar el habitual mercadillo en la Plaza Mayor, los dos sábados afectados por la Semana Santa.

 

También se colocarán vallas a lo largo del recorrido de las procesiones en algunos puntos concretos para salvaguardar a los visitante y para evitar que invadan la vía e interfieran en el funcionamiento de los desfiles, y además, se dará información de los horarios del alumbrado especial de la ciudad monumental.

 

PROCESIÓN MAGNA

 

Todas estas medidas se intensificarán el sábado, día 4 de abril, por la celebración de la Procesión Magna que estará compuesta por 14 pasos acompañados por unos 3.000 cofrades y ocho bandas de música y que partirá, hacia las 16.30 horas, de la avenida de España, a la altura de la Fuente Luminosa.

 

El dispositivo para ese día será más contundente ya que las diferentes cofradías participantes deben trasladar sus pasos desde sus templos de origen hasta el punto de partida común, por lo que todos estos itinerarios recibirán apoyo logístico de los agentes policiales.

 

Este acontecimiento interferirá de manera especial en el tráfico ya que, desde las 8.00 horas de ese sábado se cortará la zona afectada de la avenida de España. A las 11.00 horas se ampliarán los cortes de tráfico a las calles Sande, Picadero, Gabriel y Galán, Santa Clara, San Ildefonso, San Juan y San Antón, de manera que solo se permitirá el paso a las cofradías y a los autobuses.

 

El tercer anillo de protección se activará a partir de las 15.00 horas, cuando se cortarán todas las calles citadas anteriormente a las que se sumarán Colón, avenida Virgen de la Montaña, Fuente Luminosa, el segundo tramo de la avenida de España y la calle Clavellinas.

 

Según Pacheco, todas estas horas de cierre son orientativas y estarán a criterio de los jefes de servicio de la Policía Local, en función de la seguridad ciudadana y del tráfico que haya en esas zonas.

 

El portavoz municipal ha destacado que Cáceres es una ciudad “acostumbrada” a este tipo de eventos y que “no suele haber ningún problema” porque tanto los cacereños como los visitantes conocerán anticipadamente toda la información para que las procesiones discurran con normalidad.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.