CCOO exige la retirada del nuevo currículo de ESO y Bachillerato

Comparte en redes sociales

CCOO de Extremadura continúa rechazando firmemente el nuevo decreto de currículo de la ESO y Bachillerato que implanta la LOMCE, porque no contiene una sola medida que mejore la calidad de la enseñanza, y exige su retirada.

la Federación de Enseñanza de CCOO de Extremadura ha presentado ante el Consejo Escolar regional voto particular al Dictamen 18/2015, relativo al Proyecto de Decreto por el que se establece el currículo de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato, solicitando a los consejeros y consejeras que se adhieran al mismo con su firma.

 

Este ha sido el último documento presentado por el sindicato a dicho órgano consultivo, tras la interposición de una treintena de enmiendas parciales, entre las que se destaca como aceptada el aumento del número mínimo de alumnos necesario para que un instituto pueda ofertar una materia optativa solicitada, que será de diez cuando la administración pretendía que fuera quince.

 

Recientemente, también la federación de enseñanza se dirigió por carta a la Consejera de Educación pidiendo la retirada del proyecto normativo y la convocatoria de las oposiciones, sin obtener respuesta.

 

Por otro lado, los aspirantes a la docencia, opositores y opositoras, a estas alturas tienen sobradamente preparadas sus programaciones didácticas basándose en la normativa vigente, razón por la cual desde CCOO se ha pedido que estos cambios normativos no afecten a los procesos selectivos.

 

Máxime cuando, tras aprobar el concurso-oposición, los aspirantes deben superar un curso lectivo como funcionariado en prácticas, donde pueden recibir toda la formación que precisen sobre la normativa LOMCE y ser evaluados a su finalización.

 

El proyecto de Decreto no refleja cuestiones de fondo que para el sindicato resultan fundamentales y ha tenido el mismo déficit democrático, en cuanto a la participación de la comunidad educativa, que la adaptación del currículo de Primaria puesto en marcha este curso escolar.

 

Para empezar, reproduce casi literalmente el Real Decreto estatal, que ya CCOO recurrió en su momento, y presenta en esencia las mismas deficiencias fundamentales del texto orgánico.

 

CALIDAD DE LA ENSEÑANZA

 

No prevé ninguna medida que tenga que ver directamente con la calidad de la enseñanza. No hay reducción del número de alumnos por aula, se restringe la optatividad y no se asumen las competencias que la Ley da a la Comunidad Autónoma para explorar y profundizar con propuestas que afectan directamente a la calidad de la enseñanza.

 

Menos latín, menos francés, menos tecnología, menos música, menos dibujo, menos griego, menos filosofía… y nada de educación para la ciudadanía es, para CCOO, menos calidad de enseñanza.

 

Clasifica así las materias y los saberes según un supuesto grado de importancia, relegando algunas materias y contenidos, realmente fundamentales para la formación integral del alumnado, a un tratamiento curricular marginal.

 

La configuración de los llamados “estándares de aprendizaje” condicionará fuertemente la práctica docente que, con objeto de no perjudicar la promoción de los alumnos, se centrará exclusivamente en procurar esos estándares, de manera que la tarea de evaluar se limitará a la tarea de medir y cumplir ciertas expectativas de cara a las estadísticas internacionales.

 

Finalmente, CCOO considera muy grave que el decreto carezca de un verdadero plan de atención a la diversidad del alumnado. En este sentido, reclamamos los desdobles, los apoyos y los refuerzos necesarios y la continuación de la diversificación curricular en cuarto curso de ESO, que siguen sin contemplarse en este proyecto de decreto.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.