AGROSEGUROS PODRÍA SENTAR EN EL BANQUILLO AL GOBEX

Comparte en redes sociales

No es su intención primigenia, pero no le va a quedar más remedio que acudir a los Tribunales si quiere cobrar una deuda que asciende ya a los 5,3 millones de euros, unos 900 millones de las antiguas pesetas. Se trata de Agroseguros SA, un pool, es decir, de un conjunto de empresas, que por sí solas no podrían asumir el servicio, tuteladas por el sector público, en este caso por los Ministerios de Economía (a través del Consorcio de Compensación de Seguros) y el de Agricultura (mediante ENESA), de modo que pueden realizar con total seguridad los servicios que demandan los agricultores y éstos duermen tranquilos sabiendo que sus cosechas están seguras. Es tal el grado de eficacia de Agroseguros SA, según me cuentan, se encarga de la gestión y estudio del sistema de seguros agrarios combinados de toda España y que eficacia es tal que su modelo está siendo estudiado por países de la Unión Europea y de Estados Unidos para exportarlo.

 

Hasta 2012, todos los seguros que se contrataban con este pool tenían una subvención del Ministerio de Agricultura y la Comunidad Autónoma de Extremadura aportaba además un tanto por ciento de esta primera subvención. Hasta que llegó el Gobex, Extremadura y Galicia eran las Comunidades que mejor pagaban la parte correspondiente a la subvención autonómica.

 

Cuando José Antonio Monago accedió a la Presidencia de la Junta de Extremadura, en julio de 2011, había una deuda con Agroseguros SA de aproximadamente 9,4 millones de euros. Asumiendo su responsabilidad, se pagó la mitad pero desde entonces nunca más se supo. Los años fueron transcurriendo, la deuda aumentando hasta que en enero la directora general de Agroseguros SA lanza un ultimátum y se celebra una reunión en enero de 2014 entre ésta, el presidente de la Junta y los dos consejeros implicados. En aquella entrevista se acuerda que la Junta pagara en dos plazos (junio de 2014 y enero de 2015) los 4,7 millones que se adeudaban. A cambio, y en señal de buena voluntad, Agroseguros SA condonaba los 130.000 euros que hasta ese momento la deuda ha generado.

 

¿Qué sucede? Que enero ha pasado y pese a los requerimientos de Agroseguros SA la Junta no ha pagado en el plazo establecido, por lo que la deuda asciende ya a 5,4 millones de euros (capital principal más los nuevos intereses generados), que la entidad aseguradora quiere cobrar antes de las elecciones de mayo, no descartando acudir a los juzgados para hacer valer sus derechos. Todos los datos que les ofrezco están avalados tanto por fuentes del Gobex como del Partido Popular de Extremadura.

 

¿Cuál es la jugada de José Antonio Monago? No pagar. Está alargando el proceso de modo que si no continúa de presidente de la Junta de Extremadura, como es más que probable, Guillermo Fernández Vara se haga cargo de las cuentas que deja pendientes. Luego viene Juan Parejo el jueves pasado y mezclando churras con merinas dice que el Gobex ya ha gastado más de 400 millones de euros en el pago a pequeños proveedores, cuando eso quien debería haberlo dicho es el Gobex ya que él comparecía como vicesecretario de Organización del PP extremeño.

 

Más sencillo todavía. El Gobex está endeudado hasta las cejas y si esto les ocurriese a usted o a mí nos desahuciarían, al igual que les ha pasado a las dos mujeres que siguen apostadas al lado de la casa de Monago en Badajoz y contra las que presentó denuncia por coacción e intimidación, teniendo que retirarlas después de que la jueza dijese que no veía ilícito alguno.

 

¿Para qué escenificó la reunión con la directora general de Agroseguros SA y dos consejeros de su gabinete? Simplemente para ganar tiempo, porque su intención no era la de pagar la parte que le corresponde a la Junta de los seguros agrarios. Aun así, los agricultores deben estar tranquilos porque sus cosechas están aseguradas con todas las de la ley, al igual que lo están la de los agricultores del resto de España, incluidos los andaluces, Comunidad que, por cierto, no debe ni un euro a la entidad de seguros, para que luego Monago se ría con Curro de Camas y Paco de Zafra.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.