JUANMA PRIETO NO ES EL OBJETIVO FINAL

Comparte en redes sociales

[Img #43362]Conozco a Pepe Fouto desde que yo era un joven aprendiz de escritor que no diferenciaba un fuera de juego de un penalti. Por eso estoy convencido de que no le estará haciendo ninguna gracia que algunos medios de comunicación de izquierdas saquen a relucir su nombre en el fichaje de Juanma Prieto por parte de Pedro Acedo, candidato a la reelección a la Alcaldía de Mérida, por el Partido Popular. Pepe, que tiene un corazón de oro, se gastó parte de una fortuna labrada con mucho esfuerzo en el Mérida y todavía hoy nadie se lo ha sabido agradecer como debiera. Ni siquiera, cuando estuvo tan malito estos años atrás.

 

A Juanma Prieto no le conozco, no he cruzado en mi vida palabra alguna con él, pero creo que tratar de demonizarle por lo que sucedía allá por los años 90 del siglo pasado es ruin, además de una maniobra torticera de atacar a Pedro Acedo para que no consiga la mayoría absoluta que tiene prácticamente en las manos. Decir que Prieto fue el causante de la desaparición del Mérida es una desfachatez. Él era un jugador profesional, que tenía un contrato, y que lo único que hizo fue reclamar sus derechos. ¿O es que acaso quien trabaja no cobra? Bueno, tal y como está la situación hoy por hoy podría darse algún caso.

 

Si Acedo ha decidido que Juanma Prieto es un buen fichaje para su candidatura, sus motivos tendrá, pero no mezclemos churras con merinas. Decir que se debe a que el ex futbolista es íntimo amigo de un empresario del grupo Abeto, la empresa que lleva la contrata de la limpieza de los colegios públicos, es tanto como acusar a los dos primeros de prevaricación y al tercero de dejarse coaccionar o entregar dádivas a cambio de concesiones por parte del Ayuntamiento de Mérida.

 

¿Por qué no analizan estos medios de comunicación de izquierdas con igual rasero las listas del resto de formaciones políticas que concurren el 24 de mayo a las elecciones? Porque miren ustedes, señores periodistas que hacen gala de una imparcialidad inusitada que también hay mucho que rascar. ¿Por qué tratan de poner a los aficionados del Mérida (Premio Onda Cero) en contra de Juanma Prieto y del alcalde? Por la sencilla razón de que, como diría Acedo, ha sido un bombazo en positivo para su candidatura, amén de que Prieto, como leo en las redes sociales, sería un magnífico delegado municipal de Deportes, con permiso de Juan Carlos Perdigón.

 

Todo esto es poner el parche antes que la herida, además de inventar un nuevo término no conocido hasta la fecha: la corrupción preventiva. Sí, ustedes no se atreven a decirlo pero yo sí. Están insinuando en que en la amistad de Prieto con el empresario del grupo Abeto va a ser corrupta sin más y no se dan cuenta del daño que le están haciendo al ex jugador por el único hecho de regresar a Mérida con el afán de aportar su granito de arena en el césped político como ya lo hiciera en el futbolístico hace más de veinte años.

 

Por sacar a relucir han dicho que tiene un taxi alquilado, que montó una tienda de ropa de bebé que fracasó y otra de lencería que corrió igual suerte. Lo han desnudado por completo, como se desnudan los jugadores de fútbol tras un entrenamiento o partido sin medir realmente las consecuencias. Y todo, y seamos claros, por la publicidad. Si Pedro Acedo y el Ayuntamiento de Mérida hubiesen pagado el soborno vía publicidad no habría pasado nada. Como el alcalde se niega a ser chantajeado, le pasan estas cosas con sus fichajes estrellas para la lista.

 

Pero lo repito. A José Fouto Carvajal, a quien sí conozco y de quien puedo decir que es amigo, después del trance personal que ha pasado y del dinero que ha perdido de su bolsillo en el fútbol, le debe estar haciendo muy poquita gracia estos dimes y diretes con Juanma Prieto. Fouto se viste por los pies, pero no como otros, que utilizan historias del pasado con el único fin de hacer daño. Cinco años de carrera de Periodismo para acabar vendiéndose al mejor postor o intentar coaccionar a un alcalde. Eso sí que es una desgracia.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.