Un estudio analiza la valorización de los productos de industrias transformadoras del olivar

Comparte en redes sociales

Guadalupe ha acogido la Jornada Técnica de presentación de resultados del ‘Estudio para la valorización de los productos de industrias transformadoras del olivar del Geoparque Villuercas – Ibores – Jara’. Este estudio, que pretende orientar las producciones desde un conocimiento estricto y riguroso de las mismas, ha sido encargado por el Grupo de Acción Local APRODERVI (Asociación para la Promoción y el Desarrollo Rural de la Comarca de Villuercas-Ibores-Jara) a CTAEX (Centro Tecnológico Agroalimentario Extremadura) y financiado por ayudas de Desarrollo Rural.

[Img #43530]El director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Extremadura, José Luis Gil Soto, ha puesto especial énfasis en la necesidad de colaboración estrecha de todos los actores del medio.

 

En este sentido, el director general ha puesto de manifiesto la importancia de que los Grupos de Acción Local se impliquen también en la producción agroalimentaria como campo de especialización de nuestra región, y ha puesto como ejemplo al propio APRODERVI y también a SOPRODEVAJE (Sociedad para la Promoción y Desarrollo del Valle del Jerte) cuya intervención en la producción de cereza del Valle ha sido destacable.

 

Todo ello, ha recalcado, sin perjuicio de que otros muchos Grupos de Acción Local lo hayan venido haciendo también en sus propias comarcas, en relación con los productos destacables de cada zona.

 

Pero lo realmente importante, la base de futuro, ha afirmado el director general, es la especialización y la innovación. Por eso ha señalado la importancia de haber contado para un estudio como este con CTAEX, el único centro tecnológico privado de la región.

 

Gil Soto ha abogado por la innovación, por la especialización, la internacionalización, la profesionalización y la formación de todos los eslabones de la cadena del sector agroalimentario. Ha pedido que se innove sin miedo al fracaso, que se busquen nuevas fórmulas, que se cuente más con el sector privado y no se dependa tanto del sector público, que debe ser únicamente un garante de la ordenación general y un acompañante que solucione problemas en lugar de crearlos donde no los hay, ha sostenido.

 

Asimismo ha pedido que se piense en un horizonte donde las ayudas sean menores, donde el apoyo europeo se reduzca y el sector público deje de ser un buen apoyo económico. Para ese momento, ha señalado, el incremento de la competitividad ha se ser tan grande que se ha de ser capaz de competir en los mercados internacionales por uno mismo.

 

Ha demandado igualmente que las estrategias de desarrollo rural se alineen con la RIS3, que se haga una especialización inteligente y que se aprovechen los fondos europeos de forma eficiente en el próximo período de programación, poniendo especial interés en todo el paquete de innovación, en la EIP y en el Horizonte 2020.

 

SOBRE EL ESTUDIO

 

En la zona del Geoparque, el olivar ocupa más de 11.000 hectáreas, cuya producción se procesa en 13 almazaras, produciéndose en torno a 18.000 toneladas, de las cuales se transforman la mayoría en la zona, generándose alrededor de unas 2.000 toneladas de aceites de oliva virgen, destinadas principalmente al autoconsumo.

 

Con este estudio APRODERVI pretende revitalizar el olivar comarcal. Para ello CTAEX, durante la pasada campaña de transformación 2014-2015, ha estudiado tanto el proceso productivo como los aceites de la zona, además de realizar un proceso de motivación de los olivicultores y almazareros.

 

Los aceites elaborados con aceitunas de los olivos del Geoparque Villuercas-Jara-Ibores proceden de las variedades Manzanilla Cacereña y Cornicabra, detectándose un contenido en ácido oleico superior al 79%, valor que supera la media, encontrándose valores similares en Extremadura solamente en la zona de la Denominación de Origen Gata-Hurdes debido a la presencia de Manzanilla Cacereña. Además los aceites estudiados presentan un 80% de ácidos grasos monoinsaturados, parámetro superior también a la media.

 

Estos ácidos grasos son mucho más beneficiosos para el organismo, constituyendo uno de los pilares de la dieta mediterránea.

 

En cuanto al perfil organoléptico de los aceites del Geoparque presentan un frutado medio, destacando el atributo picante sobre el amargo y dulce, y de frutado verde, por lo que la cata del aceite es muy agradable.

 

Con estos valores nutricionales tan positivos obtenidos en estos aceites y estos parámetros de cata tan agradables para los consumidores, se contribuye a valorizar el olivar del Geoparque, cultivo que puede ayudar a mantener la biodiversidad de una zona tan emblemática.

 

Este trabajo ha sido desarrollado, mediante una asistencia técnica, por el Centro Tecnológico Agroalimentario Extremadura (CTAEX), centro avezado en proyectos de búsquedas de alternativas productivas, estudios del olivar y transferencia de resultados a las empresas. Y ha sido realizado dentro del programa de diversificación de actividades económicas financiado por el Gobierno de Extremadura, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, que gestiona el Centro de Desarrollo Rural APRODERVI.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.