Digital Extremadura

La Corrala Dignidad de Mérida pide que los pisos de La Calzada se conviertan en viviendas sociales

Comparte en redes sociales

El portavoz de la Corrala Dignidad 1º de Mayo de Mérida, Jesús Oliva, ha pedido que los pisos de la zona de La Calzada, propiedad de la Sareb se conviertan en viviendas sociales destinadas a las personas «más perjudicadas» por la crisis.

Así, tanto Oliva como otro miembro de este movimiento social, María de los Ángeles Merino, han explicado este miércoles en Mérida a los medios de comunicación que la Sareb se ha creado con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que ha entregado Europa a España para «sanear los productos de las entidades bancarias».

  

«La Sareb ha comprado todos los productos tóxicos e hipotecas que estaban en riesgo a las entidades bancarias», ha señalado Merino, quien ha añadido que «ahora las viviendas que ha comprado la Sareb no valen el precio que se ha pagado por ellas; ya desde su comienzo la Sareb ha reconocido que de los 250.000 millones de euros se han perdido 60.000 millones».

  

En este sentido, Merino ha explicado que las viviendas de La Corrala pertenecían a Caixa Catalunya «y ya se ha reconocido por parte del Estado que éste ha perdido 17.000 millones de euros».

  

Por todo ello, lo que defiende este movimiento social es que esas viviendas, «que ya han pagado todos» (porque pertenecen al Estado) «se queden en beneficio de las personas que han sido más perjudicadas por esta crisis», es decir, personas que han sido desahuciadas, o que se encuentren en paro o en precariedad laboral, quienes abonarían «un precio asequible».

  

«No nos parece correcto que parte de la sociedad se beneficie de una cosa que es de todos, por eso queremos que sea alquiler social», ha reivindicado Merino.

 

COMUNICADO DE LA CORRALA DIGNIDAD

  

En su intervención, Jesús Oliva ha leído un manifiesto para explicar a los vecinos de La Calzada el motivo de su «ocupación», y han querido dejar claro que las viviendas son propiedad de la Sareb, «cuestión que fue muy valorada y comprobada antes de la ocupación de las viviendas».

 

  «A día de hoy no se ha producido ningún tipo de incidente en La Corrala ya que no existe ninguna denuncia interpuesta por ningún vecino. Nunca ha sido nuestra intención generar ninguna alarma», ha señalado Oliva, quien ha aclarado que La Corrala está «para defender el derecho a la vivienda no solo de las 21 familias, sino el derecho a la vivienda en Extremadura, Mérida y toda la sociedad estatal como recoge el artículo 47.1 de la Constitución española».

  

Además, ha explicado que el hecho de que se trate de viviendas unifamiliares «es lo que puede generar controversia» pero ha resaltado que cuando han decidido «recuperar aquellas viviendas» no lo han hecho porque sean chalets.

 

NEGOCIACIONES CON EL ALCALDE DE MÉRIDA

  

Por otra parte, y respecto a las negociaciones que están manteniendo con el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, Oliva ha defendido que siempre se ha hablado de una «negociación colectiva, aunque se examinará cada caso».

  

«Las personas y familias que estamos allí estamos en una situación de exclusión social, algunos son perceptores de la renta básica, otros están cobrando la prestación de 426 euros y otros no están cobrando nada», ha explicado el portavoz de la Corrala Dignidad.

  

Además, ha puntualizado que las dos reuniones que han mantenido con el alcalde emeritense han sido «bastante satisfactorias» y ha añadido que el ayuntamiento se ha comprometido a buscar «una alternativa ocupacional».

  

«Si son viviendas de la Sareb, en lugar de buscar 21 viviendas en toda Mérida este problema se podía solucionar convirtiendo las viviendas de la Sareb en alquiler social», ha defendido Oliva.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta