Digital Extremadura

INTELIGENCIA EMOCIONAL. LOS MENSAJES POSITIVOS A NUESTROS HIJOS.

Comparte en redes sociales

[Img #45522]“Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos construimos el mundo”.

Buddha.

 

¡Qué importante es transmitir amor a nuestros hijos…!

 

Imbuidos  en el devenir de las prisas estresantes del día a día, el trabajo, las responsabilidades, no nos detenemos a pensar en la importancia que tienen los momentos que no dedicamos a los nuestros,  a nuestros hijos… En diversas ocasiones no escuchamos lo que nos están comunicando, porque estamos con faenas que nos distraen. No solamente no escuchamos lo que nos dicen, sino que nos permitimos prescindir de las  pequeñas porciones de tiempo, tan necesarias para transmitir a los seres queridos, nuestras emociones con mensajes positivos.

 

Un “te amo” todos los días, con comunicación verbal o no verbal, se hace necesario para el desarrollo afectivo de nuestro hija/o. Dedicar tiempo a demostrar confianza hacia ella/el, con expresiones como “creo en ti”, “¡enséñame cómo lo haces!”, refuerza la autoestima del niño, así como dar señales de respeto hacia su forma de percibir las cosas,  fundamentales para que el desarrollo emocional del niño sea positivo, afectivo y le aporte una seguridad, y ello se verá reflejado en su futura forma de actuar.

 

Cuando dedicamos tiempo a los nuestros, es preciso hacerles sentir que se valora y agradece el tiempo que disfrutamos  junto a ellos y que es muy importante para nosotros ese feedback.  Debemos hacerles ver, con frases que motiven y estimulen su afectividad, que ello mejora notablemente la comunicación y el diálogo con la familia.

 

Cuando los padres implicamos a nuestros hijos, haciéndoles partícipes de las de intereses o preguntándoles acerca de un resultado con frases como “¿a ti qué te parece?” o “¿qué opinas de eso”?, les hacemos sentir parte importante de la vida que compartimos en común. Por otra parte si además manifestamos lo que observamos cuando colabora en casa, por ejemplo,  o describimos lo que sentimos diciendo “me gusta mucho hacer esto contigo”, o “estoy feliz de tenerte” y además, su aportación, rematamos la faena añadiendo motivación y autoestima.

 

Si promovemos en nuestro ambiente, una actitud positiva, nos daremos cuenta de cómo cambia la situación en casa a más saludable y equilibrada para todos. Es beneficioso para todos los miembros de la casa. Por eso, las frases positivas, si son usadas a diario son muy positivas.

 

Todo esto, además de forma si reforzamos positivamente a la persona, crecerá de forma  sana y equilibrada. Es una forma de que el menor pueda desarrollarse con un pensamiento íntegro. Muchas veces, hemos dicho que el uso del pensamiento, es la base de las emociones, si usamos frases positivas en la educación y durante su crecimiento y desarrollo, su forma automática de pensar  será en positivo, tendrá actitudes positivas y creativas, pero si generamos  el uso de frases etiquetadoras y calificativas que repercuten negativamente en su autoestima, como “eres un desastre” o “ya no te quiero”, observaremos que nuestros hijos  no se desarrollarán de forma equilibrada, y crecerán sin una manifestación de alegría continuada.

 

En definitiva, y sobra decir, que es imprescindible añadir límites en la educación de nuestros hijos, son necesarios para un crecimiento integral sano y equilibrado. Sin límites podremos construir un” monstruo” basado en el consentimiento. Si enseñamos a nuestros hijos que “el detalle” es importante,  algo muy esencial en la vida, si empezamos por quererlo como es, no como quisiéramos que fuera, a escucharle cuando él/ella quiere que le escuchemos, no cuando nosotros queremos, que las reuniones familiares no se planean, sino que surgen, y  la les transmitimos  dificultad que supone la vida en algunos tramos, pero le transferimos que es capaz de superarlos, será un éxito la educación.

 

Nadie dijo que fuera fácil, pero el reto es un gratificante crecimiento personal, por parte de todos y la manifestación de sentir que seguimos con vida en un mundo en que la felicidad depende de nosotros: de nuestra voluntad y de nuestra percepción.

 

 Un abrazo intenso…

 

https://www.facebook.com/consultainteligenciaemocional

http://inteligenciaemocionalkarolbeko.es/


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta