Digital Extremadura

Apag Extremadura Asaja reclama la declaración «urgente» de «zona catastrófica» para la Sierra de Gata

Comparte en redes sociales

La organización agraria Apag Extremadura Asaja ha reclamado la declaración «urgente» de «zona catastrófica» para la Sierra de Gata y ha instado a la Junta de Extremadura a que «tome todas las medidas necesarias para lograr la regeneración y recuperación de la zona».

De este modo, la organización ha pedido a la Junta que, de manera «urgente», adopte «todas las medidas necesarias para lograr la regeneración y recuperación de las zonas afectadas por los terribles incendios» acaecidos estos pasados día en la comarca de Sierra de Gata.

  

Asimismo, esta organización agraria ha solicitado al gobierno regional que tome todas aquellas otras medidas «imprescindibles» para compensar a las explotaciones agrarias afectadas por los «cuantiosos daños ocasionados por los mismos».

  

Por otro lado, Apag Extremadura Asaja ha señalado que considera que es este «un buen momento» en el que poder reflexionar acerca de si las «drásticas» medidas de protección medioambiental que afectan a determinadas áreas de esta comunidad autónoma son «efectivamente compatibles con una eficaz protección de los montes ante la constante amenaza de incendios forestales».

  

Así, en nota de prensa ha indicado que se trata de un momento «adecuado» para iniciar un debate que «debería haber centrado los esfuerzos de todos los agentes afectados desde hace ya bastante tiempo» y ha añadido que resulta «absolutamente lamentable» que hayan de ser sucesos como el ahora padecido los que pongan de manifiesto lo «erróneo de las políticas de desarrollo rural y medio ambiente llevadas a cabo en los últimos años».

  

Además, Apag Extremadura Asaja ha indicado que el cese de «muchas de las actividades que tradicionalmente venían desarrollándose en los campos y montes extremeños» es una muestra «más del puro, constante y constatable abandono, cuando no ataque, de las zonas rurales y de los consiguiente perjuicios que ello conlleva».

  

De este modo, la organización agraria ha apuntado que estas actividades, tales como la limpieza de esos campos y montes a través de del desarrollo de labores endógenas del campo como son su simple aprovechamiento ganadero se han venido demostrando «durante siglos» como «la mejor herramienta para prevenir y combatir los incendios forestales».

 

   Igualmente, Apag Extremadura Asaja ha subrayado que no puede entender como «se puede poner en peligro la seguridad de los campos y montes y, con ella, la de los pueblos y sus hombres y mujeres, y sus posibilidades de un desarrollo real y sostenible, mediante la constante adopción de medidas dirigidas a limitar y restringir, hasta niveles absolutamente inadmisibles, los tradicionales usos agroganaderos».

  

Así, esta organización agraria ha señalado que normativas como las contenidas en la normativa reguladora de la red ecológica europea Natura 2000 en Extremadura (Decreto 110/2015 del 19 de Mayo) «a lo único que contribuyen es a propiciar que catástrofes de este tipo abunden más en los campo del siglo XXI que en el de décadas y siglos pasados».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta