Digital Extremadura

El PSOE insiste en que el Ayuntamiento de Cáceres «discrimina» a las pedanías con «recortes» en los servicios

Comparte en redes sociales

El portavoz del Grupo Municipal Socialista (GMS) en el Ayuntamiento de Cáceres, Luis Salaya, ha insistido en que el equipo de Gobierno local «discrimina» a las pedanías de Valdesalor, Rincón de Ballesteros y a la barriada de la Estación Arroyo-Malpartida ya que se han realizado «recortes» en algunos servicios como el de limpieza o el del autobús urbano.

[Img #45893]Salaya, que ha estado acompañado por la concejala cacereña y alcaldesa de Valdesalor, Susana Bermejo, ha recalcado que el consistorio tiene «abandonados» estos barrios y demuestra una «falta de interés» hacia sus pedanías creando «vecinos de primera y de segunda categoría», porque no se prestan los mismos servicios que en el resto de la ciudad.

  

Así, ha puesto como ejemplo la limpieza en las calles de la Estación Arroyo-Malpartida que «presentan un estado lamentable», ha dicho, al tiempo que ha recordado que muchos viales están sin asfaltar y que el ayuntamiento cacereño se limita a explicar que los terrenos donde se asienta este barrio son propiedad de la Administradora de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), pero –ha dicho Salaya– «los vecinos pagan el correspondiente IBI» por lo que el consistorio «debería poner el mismo interés en solucionar sus problemas que en cobrarles los impuestos».

  

El portavoz socialista ha explicado también que «hay problemas de alumbrado» y «muchos vecinos deben andar por las calles con linternas porque no se ve nada». Además, ha recordado que antes un administrativo municipal se desplazaba al barrio una vez por semana para que las personas mayores pudieran realizar sus gestiones y «ahora se acerca una vez al mes».

  

En cuanto a las obras de la depuradora que se está construyendo en esta barriada, que dista 17 kilómetros de Cáceres y que cuenta con unas 210 viviendas censadas, el portavoz ha ironizado diciendo que se trata «más de una decantadora de jardín» que «no tiene mucha capacidad» y que serán pocas las viviendas que se conectarán a ella.

  

Respecto a Valdesalor, Salaya se ha referido a la frecuencia con la que se realiza el servicio de limpieza que antes era seis veces a la semana y «ahora solo se hace tres veces a la semana», ha aclarado la edil Susana Bermejo, quien también ha destacado se ha «recortado» en el servicio urbano de autobuses tanto en esta pedanía como en la de Rincón de Ballesteros.

  

Finalmente ambos se han referido a otra «discriminación» como es el horario de las piscinas municipales de Valdesalor y Rincón de Ballesteros que cerrarán sus puertas el próximo 8 de septiembre cuando el resto de piscinas de la ciudad lo harán una semana después, a excepción de la de Aldea Moret que no presta servicio desde mediados de este mes.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta