Digital Extremadura

Grande España. Grande Pau

Comparte en redes sociales

[Img #46292]Esta mañana salí de la casa de la Junta, donde mi mujer y yo vivimos temporalmente, camino de la Asamblea de Extremadura. Está cerca y me fui andando. Al llegar a la esquina de Morerías y San Salvador me encontré, como otras veces, la tertulia en la puerta del KIOSKO de Alberto. -¿Cómo estás, Guillermo? -Estoy mejor cuando os puedo ver cada mañana. Estoy seguro que los hay de todos los colores. Pero sus colores en la mañana emeritense camino del trabajo me saben, me huelen y me sienten a verdad.

 

Hoy había Pleno de la Asamblea de Extremadura. Nueva asamblea, nueva realidad. Cuatro partidos y cuatro maneras de ver la realidad. Por primera vez todos los partidos que están en la Asamblea forman parte del órgano de gobierno del parlamento. Respeto por la pluralidad. Compromiso hecho, compromiso cumplido.

 

No os voy a aburrir con el relato del día. Solamente una reflexión. Cada parlamento en cada sitio refleja la sociedad que lo ha elegido. Este también. Yo que llevo algunos años asistiendo a  sus sesiones puedo decir que no es ni mejor ni peor. Es diferente, porque distinta es la sociedad a la que representa.

 

He vivido parlamentos en minoría, en  mayoría, con cuatro partidos, con tres y con dos. Cada tiempo tiene sus tiempos. Y nuestra obligación es respetar lo que los ciudadanos nos dijeron. DIALOGAR para conformar mayorías en cada momento. Hoy ha sido un buen ejemplo. En las votaciones ha habido de todo. Todos que sí, PSOE-SIEX+ Podemos+Ciudadanos, PP+Podemos +Ciudadanos, de todo. ¡Qué lejos quedan las mentiras de los pactos que había!

 

En medio del Pleno, y en la hora y media para comer,  lo hice con un crack. Adelardo, que es la mejor parte de la historia del Atlético de Madrid. Es un buen amigo y lo quiero mucho. Y estaba aquí para ayudar a la Sierra de Gata.

 

Del Pleno a Cáceres a participar en la presentación de la Programación de la COPE. Lo hice por sus trabajadores y trabajadoras para que se sientan cerca de los que defendemos su libertad como máxima bandera. Porque yo me siento cerca de ellos.

 

De vuelta a casa oyendo la victoria de España sobre Francia a domicilio en Baloncesto. La historia suele repartir los días de gloria. Grande España, grande Pau.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta