El Plan General afronta una amplia revisión para hacer menos restrictiva la norma

Comparte en redes sociales

El Plan General Municipal (PGM) de Cáceres, que entró en vigor hace ahora seis años, afronta su primera amplia revisión para realizar modificaciones puntuales con el objetivo de hacer menos restrictiva la actual normativa y adaptarla a las necesidades de los profesionales para conseguir dinamizar el sector empresarial y de la construcción, tal y como había pedido Ciudadanos (C’s) a través de una moción que se aprobó en el Pleno municipal hace unos meses.

[Img #49360]La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Cáceres ha abordado este martes este asunto y ya se han puesto sobre la mesa las primeras propuestas de modificaciones de la que es la principal norma urbanística y de desarrollo de la ciudad, además de otras medidas para mejorar el funcionamiento del Área de Urbanismo del Consistorio y conseguir más eficacia de la actuación administrativa.

 

Según ha explicado tras la reunión el concejal de Urbanismo, Valentín Pacheco, se ha planteado una revisión de usos permitidos en suelo no urbanizable ya que Cáceres tiene el término municipal más grande de España con un 94% de su superficie de suelo no urbanizable protegido por  normas medioambientales que limitan la implantación de usos.

 

En parte de este suelo no urbanizable de protección ambiental además hay zonas que cuentan con una doble protección por la calificación de ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves), las cuales tienen una regulación propia para ese tipo de suelo y el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de las ZEPA) es, incluso, “menos restrictivo” que el propio plan de urbanismo de Cáceres, según ha explicado Pacheco, por lo que se hará una adecuación del PGM a los contenidos del PRUG.

 

Asimismo, se considera conveniente el estudio de la viabilidad de implantación de más usos en el suelo no urbanizable, estudiando las distintas calificaciones de protección, así como en el suelo no urbanizable común, al objeto de hacer menos restrictivo la implantación de usos que pueden ser perfectamente compatibles con el medio ambiente.

 

Igualmente se plantea la revisión de parámetros como el de parcelas mínimas a efectos de segregación y usos, edificabilidad permitida, condiciones edificatorias, etc, y en concreto de las limitaciones a los usos residenciales que se pueden implantar, “siempre que medioambientalmente sean viables”, según reza en las propuestas planteadas por el PP en la Comisión de Urbanismo.

 

Finalmente, se considera necesario adaptar el contenido del PGM a la normativa sectorial medioambiental para evitar que el planeamiento municipal sea más restrictivo que la legislación sectorial específica. A modo de ejemplo, el régimen de distancias a casco urbano.

 

En lo referente al suelo urbano, las principales demandas de los profesionales se encaminan a la regulación de los usos permitidos en las distintas normas zonales, de manera que se revisarán las condiciones edificatorias particulares en usos comercial y oficinas para locales existentes, las alturas mínimas libre, usos en doblados y semisótanos, almacenamiento, plantas, etc.

 

Igualmente se revisará lo relativo a los usos recreativos, asunto que puede conllevar la modificación de la Ordenanza de Protección del Medio Ambiente en materia de ruidos y vibraciones, se reducirán las distancias mínimas a otros establecimientos del sector terciario y se modificarán los límites de zonas saturadas en partes ya no saturadas.

 

Según ha explicado Pacheco también se adaptará el PGM a las nuevas normativas autonómicas en relación a las obras menores, las licencias urbanísticas de obra y uso, la comunicación ambiental, compatibilidad con zonas verdes y espacios libres, etc. Igualmente se revisará todo lo relativo a instalación de gasolineras, criterios de construcción o la edificabilidad de equipamientos dotacionales deportivos o actuaciones en los polígonos industriales como el Polígono Ganadero o el de Charca Musia.

 

PRESENTACIÓN TELEMÁTICA

 

En cuanto a la organización administrativa y el funcionamiento del servicio municipal de Urbanismo se estudiará la posibilidad de que los profesionales como arquitectos o particulares puedan presentar un proyecto a través de la vía telemática, para lo que se firmarán convenios con los colegios profesionales del sector y se realizará un programa y una guía de gestión y procedimientos con documentos tipo.

 

Todo eso hará que se agilicen los trámites y se puedan acortar los tiempos en la burocracia que conlleva acometer una actuación urbanística. “Se trata de un documento de máximos para ir adaptando la normativa a las circunstancias reales y que el PGM se acomode a la norma, que no es tan restrictiva como el propio plan de urbanismo”, ha especificado Pacheco que reconoce que un PGM “debería tener una duración de unos quince años” pero “hay que ir adaptándolo a medida que van cambiando las normas”, insiste.

 

La revisión que se afronta incluye también modificaciones del Plan Especial de Rehabilitación, Revitalización y Protección del conjunto histórico de Cáceres (Peprpacc) como el tratamiento de terrazas en cubiertas planas de los edificios, condiciones particulares en locales comerciales para uso de oficinas y recreativo, el incremento de volumen e igualación de altura de cornisas con colindantes o la norma de chimeneas y salidas de humo, entre otras.

 

Muchas de estas medidas que ha planteado el equipo de Gobierno han sido propuestas por los colegios profesionales que han venido reclamando una modificación de este plan de urbanismo por considerar que muchas de sus cláusulas suponen un hándicap para el desarrollo empresarial de la ciudad debido a las numerosas trabas técnicas y administrativas que conlleva.

 

TELECOMUNICACIONES Y KIOSCO ANTONIO CANALES

 

Por otra parte, según ha explicado Pacheco, la Comisión de Urbanismo también ha decidido este martes consultar con el Ministerio de Industria si la normativa municipal de instalación de antenas de Telecomunicaciones se ajusta a la norma estatal ya que, de nuevo, el PGM es “más restrictivo” en este asunto y se está entrando en conflicto con las empresas que solicitan la instalación de estos dispositivos que se encuentran con que el ayuntamiento les deniega la orden basándose en la normativa urbanística municipal.

 

Además se ha decidido sacar de nuevo a concurso el kiosco instalado en la plaza Antonio Canales debido a la “amplia demanda” que existe para voler a explotar esta instalación.

 

También había una duda con este tema ya que el citado kiosco está construido en zona verde y tiene un volumen de edificabilidad superior al permitido en estas zonas. Ahora un informe técnico dice que no hay problema en volverlo a abrir ya que la actividad empresarial ya se estaba llevando a cabo antes de la aprobación del PGM.

 

La Comisión de Urbanismo ha dado el visto bueno a un proyecto para construir, en el interior de una nave del Polígono Las Capellanías, un total de siete pistas de pádel, además de un pequeño bar-restaurante y una tienda deportiva. La nueva instalación deportiva se ubicará en la parcela nº 329 de la calle Hojalateros del citado polígono.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.