Digital Extremadura

El presupuesto regional inicia una nueva fase tras salvar una nueva enmienda a la totalidad

EXTREMADURA
Comparte en redes sociales

La Asamblea de Extremadura trabaja ya en la segunda fase de la tramitación de los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2016 después de que las cuentas elaboradas por la Junta salvaran el pasado lunes el trámite de enmiendas a la totalidad del texto, a la segunda oportunidad, y con unos tres meses de retraso sobre los plazos habituales.

  img 49256Se inicia por tanto ahora el turno trabajo sobre las cuentas mediante modificaciones concretas de las partidas en ellas recogidas a través de las enmiendas parciales, cuyo plazo de presentación ya está abierto.

  

Este proceso se extenderá durante todo el mes, puesto que no será hasta los días 31 de marzo y 1 de abril cuando se producirá el debate de enmiendas parciales y la votación definitiva a las cuentas elaboradas por el Ejecutivo de Fernández Vara.

  

La semana que ahora concluye se inició con el debate de la enmienda a la totalidad del texto presentada por el Grupo Parlamentario Podemos, la segunda registrada por esta formación contra las cuentas del gobierno del socialista Guillermo Fernández Vara, si bien en esta ocasión el resultado de la votación ha sido distinto al producido el pasado mes de noviembre, cuando prosperó la petición de devolución de las cuentas tras recibir el apoyo del Grupo Popular.

 

   El proceso de negociación abierto por la Junta con todos los grupos ha dado sus frutos y, tres meses después de que la oposición tumbara el borrador elaborado por el Ejecutivo, ahora sí las cuentas reciben el visto bueno de la mayoría de la cámara para seguir con su tramitación, a expensas de los cambios que puedan finalmente introducirse a través de enmiendas parciales.

 

EL TODO O NADA DE PODEMOS

  

Unas enmiendas que desde el pasado jueves, y tras el paso de los altos cargos de la Junta entre el martes y el miércoles para desgranar las partidas que contemplan los Presupuestos, ya pueden presentar los grupos parlamentarios, y cuyo plazo se ha abierto no exento de un nuevo capítulo que inicialmente no venía recogido el guión.

  

Y es que en esta ocasión la sorpresa no ha venido de la mano de las enmiendas presentadas, sino más bien de lo contrario, de las que no se van a presentar, pues Podemos ha renunciado a plantear cambios al texto para intentar mejorar el borrador elaborado por la Junta.

   

La formación morada no solo se ha quedado aislada en la defensa de su enmienda a la totalidad, que fue apoyada únicamente por sus seis diputados y rechazada por los 59 restantes, los de PSOE, PP y Ciudadanos, sino que también se ha evidenciado su soledad al no querer participar en esta segunda fase de la tramitación de la ley más importante que entra en el parlamento regional cada año, como es la de los presupuestos generales de la comunidad, que define el destino de un total de 5.197,4 millones de euros.

  

«El daño ya está hecho». Es el argumento esgrimido por la diputada Irene de Miguel para renunciar al derecho de Podemos a presentar enmiendas. Un escaso margen de mejora de unos presupuestos para los que la formación morada solicitó su devolución íntegra, al considerar que unas cuentas elaboradas «a medida» del PP, y de que supondrán diez meses «muy duros» de «recortes» para los extremeños. Por lo que Podemos ha hecho suya la máxima del todo o nada: O se devuelve el texto en su conjunto, o no merece la pena tratar de mejorarlo mediante pequeños cambios.

  

Preguntado por esta decisión, el propio presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que, si bien la respeta, considera que es un error por parte de los dirigentes de Podemos. «La política no es ‘o estás conmigo o estás contra mí todo el día y a todas horas'», ha señalado al respecto.

  

La renuncia también ha sido criticada desde el Grupo Socialista, que considera que Podemos ha hecho «un Rajoy» con el Presupuesto, en alusión a la renuncia de presidente en funciones a presentar su candidatura a la investidura. Por ello, y no sin antes pedir que reconsidere su postura, ha acusado a la formación morada de incurrir en una «dejación de funciones» y una «traición» a sus votantes y al conjunto de la ciudadanía.

 

PP Y CIUDADANOS QUIEREN BLINDAR PARTIDAS

  

El inicio del plazo de presentación de enmiendas ha servido, en todo caso, para que el resto de los partidos esbocen aquellas cuestiones que esperan cambiar durante la tramitación del presupuesto. Así, mientras que el PSOE ha avanzado que tratará de aumentar la financiación de las ayudas a la dependencia, desde el PP y Ciudadanos han abierto bastante más su rango de actuación.

  

Así, la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, avanzó que su grupo presentará enmiendas parciales en «casi todas» las áreas de los Presupuestos Generales de Extremadura (PGEx) para 2016, incluso en el texto articulado.

  

Ésta en concreto pretende que las partidas para discapacidad y dependencia no puedan ser alteradas ni objeto de modificación presupuestaria si no es al alza a lo largo del ejercicio.

  

También los ‘populares’ quieren blindar las partidas, pero en este caso las del Plan de Infraestructuras, de tal modo que, según ha señalado su portavoz, Cristina Teniente, las actuaciones incluidas en el mismo se realicen «gobierne quien gobierne».

  

Para ello, quieren introducir una enmienda de modificación al texto articulado para que dicho plan sea aprobado por mayoría cualificada de dos tercios de la cámara, lo que en la práctica, y en virtud de la distribución actual del arco parlamentaria, obligará a la Junta a llegar a un acuerdo con el PP para su aprobación, dando así «garantía de viabilidad a las inversiones y continuidad de las mismas» en los años futuros.

 

EL PP PIDE «LEALTAD»

  

Cristina Teniente, además de desgranar otros objetivos que persigue su partido durante el trámite del presupuesto, aprovechó asimismo su comparecencia del jueves para recriminar la actitud mostrada por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, tras el trámite de la enmienda a la totalidad. En concreto, la diputada ‘popular’ le exigió «lealtad» y «respeto» hacia su formación, después de que el dirigente socialista señalara que «nadie puede acercarse al PP sin quemarse».

  

Asimismo, le exigió que reconociera que sus cuentas superaron el trámite inicial esta vez gracias al acuerdo con los populares, que votaron en contra de la enmienda a la totalidad de Podemos.

  

Más allá de la tramitación del presupuesto regional, la actividad del parlamento autonómico esta semana se ha reducido a una reunión de la Comisión no permanente de estudio (CNPE-3) sobre los efectos del tratado de libre comercio e inversiones (TTIP) entre la Unión Europea y los Estados Unidos de América en la Comunidad Autónoma de Extremadura, en la que se ha abordado su plan de trabajo.

  

Asimismo, la presidenta de la Asamblea ha recibido al director del Centro Tecnológico Agroalimentario Extremadura, al presidente de Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas (FEXAS), así como máximo responsable en la región de la Fundación Triángulo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *