Digital Extremadura

60.000 extremeños serán citados para participar en el programa de cribado del cáncer de colon

Comparte en redes sociales

60.000 extremeños de entre 60 y 64 años serán citados por el Servicio Extremeño de Salud (SES) a partir del mes de mayo para participar en el programa de cribado del cáncer de colon, un análisis indoloro que consiste en un test de sangre oculta en heces (TSOH) y que sirve para detectar de forma precoz estos tumores que, tratados en su fase inicial, arrojan un porcentaje de supervivencia del 95 por ciento.

[Img #50480]El cáncer de colon es el tumor maligno de mayor incidencia en España ya que se estima que, cada año, se diagnostican 20.000 nuevos casos en hombres y unos 14.000 en mujeres, lo que supone que afecta a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres, aproximadamente.

 

   Según datos de la Subdirección de Epidemiología, en Extremadura se produjeron 3.928 defunciones por esta causa entre 1999 y 2010, lo que supone el 12,46 por ciento total de los fallecimientos por tumores.

 

   Desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) señalan que si un tumor colorrectal se detecta en su fase inicial, que es el objetivo principal de este programa de cribado, la supervivencia a los cinco años se sitúa en un 95 por ciento a diferencia del diagnóstico en estadios más avanzados en los que la supervivencia se calcula de un 5 a un 15 por ciento. Por lo tanto, se estima que la detección precoz puede reducir la mortalidad entre un 18 y un 33 por ciento.

 

   Para conseguir estos objetivos se iniciará esta campaña de cribado que comenzará por la población de edad entre los 60 y los 64 años, aunque desde la AECC se espera que se vaya extendiendo al rango de 50 a 69 años, lo que supondría que unas 280.500 personas podrían someterse a esta prueba en la región.

 

   De hecho, la previsión del director gerente del Servicio Extremeño de Salud, Ceciliano Franco, es que una vez que concluya el programa de cribado de cáncer de colon que comienza ahora, puede ampliarse a la población mayor de 50 años a partir de 2018.

 

   Franco prevé que esta «primera vuelta» concluya en unos dos años, de forma que en 2018 se estaría en «condiciones» de ampliar el cribado de forma «sistemática» a quienes tengan más de 50 años.

 

   El cribado consiste en un test de sangre oculta en heces, una prueba capaz de detectar el tumor en sus etapas iniciales o las lesiones premalignas que lo originan, de manera que, en caso de dar positivo, el paciente pasaría a hacerse una colonoscopia y en caso de ser negativa a hacerse un nuevo test a los dos años.

 

   Los programas de cribado tienen como objetivo la detección y extirpación de pólipos precancerosos para prevenir el desarrollo de tumores malignos y/o su detección en estadios precoces. De este modo, se puede diagnosticar el cáncer de colon de manera precoz y tratarlo en sus estadios iniciales, donde la supervivencia es mucho más elevada, e incluso se puede evitar la aparición de la enfermedad.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *