Digital Extremadura

El expresidente de Acorex José Gregorio Traver asegura que entró para «poner paz, y en vez de paz tuvimos guerra»

EXTREMADURA
Comparte en redes sociales

El expresidente de Acorex José Gregorio Traver ha aseverado este miércoles que aceptó presentarse a la asamblea para presidir la entidad «para poner paz, y en vez de paz, tuvimos guerra».

José Gregorio Traver ha aseverado que fue elegido presidente de Acorex en mayo de 2013 «por el 83 por ciento de los socios» de la entidad, por lo que ha querido dejar claro que a él no le nombraron «ni la Junta de Extremadura ni los políticos».

  

Traver se ha pronunciado de esta forma en su comparecencia en la Comisión de Investigación sobre las actuaciones de la Junta de Extremadura en Acorex y Caja Rural de Extremadura que se ha reunido este miércoles en la Asamblea de Extremadura.

  

En su intervención, Traver ha reafirmado que no fue presidente de la Acorex «por deseo propio», ni se presentó él mismo, sino que la razón fue «la imposibilidad de la grandes cooperativas de Acorex de ponerse de acuerdo para presentar ellas una candidatura».

  

En Acorex «siempre han sido muy fuertes las ansias de sillón de algunos», por eso «fueron incapaces de ponerse de acuerdo» las cooperativas en la elección de presidente, ha aseverado José Gregorio Traver, quien ha apuntó que sobre él «no mando nadie», únicamente «los dueños de las cooperativas de Acorex», ha dicho.

  

«Yo entré en Acorex porque quería poner paz, y en vez de paz, tuvimos guerra», ha lamentado el presidente de la entidad, quien ha añadido que «un punto muy importante» para la «caída» de Acorex fue «el asfixiarla en comercialización desde las cinco o seis cooperativas más grandes», ha dicho.

  

«Quiero que lo sepan todos los agricultores de Extremadura: a Acorex la asfixiaron la falta de facturación por parte de un grupo de cooperativas», que según ha dicho Traver, «facturando una barbaridad, dejaron de vender todos los productos por Acorex».

  

En esta situación «solamente hemos salido perjudicados los que estábamos allí en ese momento, los pequeños agricultores y los que teníamos tomate y no teníamos fábrica en nuestro pueblo», ha lamentado el expresidente de Acorex, quien ha asegurado que «algunos que tenían fábrica en su pueblo no pagaron a Acorex, pero sí pagaron a sus agricultores», ha dicho.

 

«SE HAN DICHO COSAS MUY GRAVES Y MUY FALSAS»

  

El expresidente de Acorex ha lamentado que en los últimos días en esta Comisión de Investigación sobre Acorex que se celebra en la Asamblea «se han dicho muchas cosas, muy graves y muy falsas», y que según ha considerado, «nada tienen que ver con el objeto para el que se ha formado esta comisión».

  

Y es que, según ha lamentado, «algunos han debido pensar que esto el juicio de Acorex», cuando él «tenía entendido que aquí se ha tratado de averiguar si había habido injerencias políticas» en la entidad, pero sin embargo, «algunas personas han intentado aprovechar este foro para su revancha porque se les fastidió el invento».

  

En cualquier caso, Traver ha rehusado «entrar al trapo de desmentir auténticas barbaridades que caerán por si mismas», y avanzado que «será en los tribunales donde se desmientan».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *