La asesoría de FSP-UGT a disposición de los afectados por el examen de Enfermerìa suspendido

Comparte en redes sociales

La Federación de Servicios Públicos (FeSP) de UGT Extremadura ha informado de que su asesoría jurídica estará a disposición de los opositores afectados por el examen de Enfermería que fue suspendido este pasado domingo en Cáceres para “solicitar las correspondientes indemnizaciones por responsabilidad patrimonial de la Administración”.

Dicha federación ha solicitado a la Dirección General de Función Pública de la Junta que cese al Tribunal del examen suspendido este pasado domingo en Cáceres, “visto el cúmulo de errores”, y que éste se celebre “cuanto antes”.

 

Cabe recordar que este pasado domingo estaba convocado el primer ejercicio de las pruebas selectivas del Grupo II, Categoría Titulado/a Grado Medio, especialidad ATS-DUE para el turno libre, y discapacidad en Cáceres.

 

Según los datos aportados por el sindicato, al turno libre se presentaron 955 presentados de 2.844 convocados, mientras que al turno de discapacidad cuatro se presentaron cuatro sobre los 33 convocados.

 

Relata el sindicato que vez repartidos los exámenes a los opositores, en el edificio de la Escuela Politécnica, se detectaron que faltaban hojas en los cuestionario, es decir, se había realizado “un mal fotocopiado”, lo que se puso en conocimiento del Tribunal y esté decidió suspender la celebración de la prueba.

 

Los observadores sindicales de FeSP-UGT Extremadura presentes en las pruebas selectivas pidieron explicaciones tanto al Tribunal como a la directora general de Función Pública, María del Carmen Vicente Rivero, “que con el problema ocurrido se personó en el Campus Universitario”.

 

También, detectaron varios fallos en la celebración de dichas oposiciones porque “no se comenzó el examen al mismo tiempo en todas las aulas”, lo que supone una “falta de coordinación”.

 

Además, hubo mal fotocopiado de exámenes en algunas aulas, por lo que en opinión de la organización sindical ha habido “falta de revisión en la sesión de fotocopiado”.

 

Asimismo, no se tenían suficientes exámenes de reserva para poder abordar el problema, con lo cual se dio “falta de previsión”, y se dejó por momentos a los aspirantes solos en las aulas mientras se deliberaba, “conectando algunos los móviles, saliendo otros” de estas”, por lo cual también hubo “falta de control”, según ha destacado.

 

De igual modo, la organización ha pedido “que se deberían atender con la mayor celeridad posible los gastos y perjuicios causados por la suspensión del examen”, y que se le realice a todos los aspirantes que se presentaron el domingo día 2 de octubre.

 

Todas estas incidencias recogidas y las peticiones realizadas se ha solicitado mediante escrito registrado a la Dirección General de Función Pública para que quede constancia de su “malestar por los hechos ocurridos, y para evitar que en un futuro se produzcan hechos similares”.

 

“Este hecho grave perjudica a los opositores” que llevan más de tres años a la espera para realizar el examen, con lo cual “condicionan sus vacaciones, días de libre disposición, o excedencias”, entre otros.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.