Digital Extremadura

Se pierden 32 millones en el maíz por la bajada de producción y de precios

CAMPO
Comparte en redes sociales

La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha calculado que los productores de maíz en la región tendrán unas pérdidas de 32 millones de euros por la bajada de producción debido a la climatología, y por la reducción de precios.

[Img #53134]

 

Estos agricultores del maíz, que en Extremadura oscilan entre 4.000 y 5.000, dejarán de ingresar 15 millones de euros por la reducción de precios, mientras que las pérdidas por la climatología se elevan 16,6 millones, según ha señalado el secretario general de UPA-UCE en Extremadura, Ignacio Huertas, este viernes en rueda de prensa en Mérida.

 

De este modo, Huertas ha señalado que el maíz es el «principal» de los cultivos de regadío en Extremadura con 49.300 hectáreas cultivadas en esta campaña de 2016 en la región, mientras que en 2014 este número era de 62.869, lo que supone 13.569 menos, un 12 por ciento.

 

Además, «es un cultivo que regula al resto», por lo que en dicha organización están «muy preocupados» por la situación de dicho sector, ya que «hay riesgo de sobrecargar el resto de cultivos», y romper así «el equilibrio que había hasta ahora», ha explicado Huertas.

 

Así, ha informado de que desde 2014 a 2016 los precios han estado por debajo de los costes de producción y actualmente se encuentran en 17 céntimos por kilo. En este sentido, de 2011 a 2014 se pagaba 200 euros por tonelada y actualmente esa cifra se sitúa en 170.

 

Asimismo, Huertas ha explicado que los costes por producción alcanzan los 2.500 euros por hectárea, ya que recursos como la energía o los combustibles «no bajan de precio» y «tienen prisioneros a los agricultores».

 

A esto hay que sumar «los problemas climatológicos» que han afectado al maíz, ya que debido a las lluvias y tormentas de viento de esta pasada primavera en la región, «muchas hectáreas se tuvieron que replantar»; además del granizo de julio que arrasó más de 3.000 has. y debilitó una buena parte de la producción de maíz. A lo que hay que sumar el calor del verano, que ha generado «mala polinización» con la consiguiente reducción de la producción.

 

[Img #53135]De este modo, Huertas ha estimado que en la campaña de 2016 va a haber una reducción de maíz de dos toneladas por hectárea, es decir, se va a contar con una media de diez.

 

Por estos motivos, dicho sector se encuentra en una «situación muy grave», por lo que en UPA-UCE han pedido a la Administración que se arbitren medidas a nivel europeo ante dicha crisis del maíz «para compensar las pérdidas de los agricultores».

 

SITUACIÓN DEL ARROZ

 

Asimismo, y respecto al cultivo del arroz de regadío, Huertas ha informado de que en la campaña actual se han cultivado 24.700 hectáreas en Extremadura para dicho producto.

 

De este modo, ha señalado que este cultivo «se ha visto afectado por la climatología adversa», que ha provocado siembras muy tardías y las altas temperaturas han impedido la polinización natural, por lo que «se ha reducido la producción entre 1,2 y 1,5 toneladas por hectárea», según ha indicado Ignacio Huertas.

 

En este sentido, ha sido un «año caro» en costes de producción «por problemas de plaga», ya que se han tenido que hacer tratamientos de herbicidas, debido a los problemas para el control de malas hierbas por la resistencia de éstas a la poca variedad de productos disponibles, algo que conlleva «subida de costes», para entre 2.500 y 3.000 agricultores dedicados a este sector en la región.

 

«Los agricultores tienen grandes limitaciones para usar determinados productos y pocas alternativas a los tratamientos aéreos, que están prohibidos», ha manifestado el secretario general de UPA-UCE Extremadura.

 

Así, Huertas ha señalado que los precios del arroz para la campaña actual «van a estar congelados» con respecto al año pasado, cuando se situaron entre 29 y 30 céntimos por kilo.

 

Al hilo de esto, ha explicado que el cultivo del arroz es «deficitario» en la Unión Europea (UE) por los acuerdos preferenciales que lleva a cabo con países de ultramar, como Tailandia o Finlandia, «que introducen sus productos sin ningún tipo de aranceles o con aranceles muy bajos», con lo que «dañan la situación de precios en España y Europa».

 

Así, Huertas ha pedido al Ministerio de Agricultura que se aplique la Cláusula de Salvaguardia con la que cuenta este sector y que impide hacer importaciones de un producto cuando se encuentra con precios por debajo del umbral de la rentabilidad, durante la época de comercialización.

 

Así, dicha medida, ha manifestado Ignacio Huertas, serviría «para no arruinar a los agricultores arroceros», debido a que entra arroz en España del que no se sabe «cómo se produce, qué controles tiene, qué fitosanitarios se utilizan».

 

De este modo, como conclusión, el secretario general de UPA-UCE en la región ha asegurado que el balance de regadío en Extremadura para este año «es muy negativo». Por lo que «se necesita de apoyos y hay que luchar por mantener el equilibrio de cultivos que ha hecho que sean rentables», ha concluido.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *