El Sepad atiende a un total de 24.435 personas en Extremadura durante el año 2016

Comparte en redes sociales

El Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad) ha atendido a un total de 24.435 extremeños durante el 2016, lo que ha supuesto un aumento de 2.193 personas respecto a 2015 en la región extremeña.

Unos datos que ha facilitado  este lunes en Mérida el consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta, José María Vergeles, que ha manifestado la “necesidad de seguir siendo transparentes en la gestión de lo que hacemos”.

 

En dicho acto, el consejero ha estado acompañado por la directora gerente del Sepad, Consolación Serrano, y también ha declarado que “el número de personas valoradas en la región extremeña ha alcanzado la cifra de 46.966 personas con dictamen de valoración”.

 

Además, el titular de la Sanidad en Extremadura ha explicado que “hay que dar cuenta a los extremeños del esfuerzo realizado por el SEPAD, cuando se cumplen ahora diez años de una ley tan importante como es la Ley de la Dependencia”.

 

En concreto, Vergeles ha apuntado también que “el número de solicitudes para acceder al Servicio de Atención a la Dependencia (SAAD) en la región que ha crecido un tres por ciento en 2016”, y ha reiterado que “Extremadura es la Comunidad Autónoma con mayor número de solicitudes por habitante”.

 

RECORTES Y DIFICULTADES

 

Por otra parte, el titular en Sanidad de la Junta ha indicado que la Ley de Dependencia “es motivo de actualidad por los recortes que ha sufrido por parte del Gobierno de España”, y ha considerado que han sido “tan importantes que tienen que ser abordado en la Comisión de Presidentes” de este lunes, 17 de enero.

 

A su vez, Vergeles ha querido “contextualizar las dificultades que se han mostrado desde que han llegado al Gobierno de la Junta de Extremadura y que, sin duda, han influido en la gestión de la Ley de la Dependencia”, y ha aclarado que “no son lamentos, dificultades que han supuesto retos para superarlos día a día”.

 

En concreto, el consejero ha explicado que estas dificultades vienen “derivadas de una normativa nacional, el Real Decreto Ley 20/2012, que afecta no sólo a la financiación del sistema sino que también produjo un incremento brusco de las personas con dependencia moderada”.

 

De este modo, Vergeles ha informado de que el gasto en dependencia extremeño “es soportado por la comunidad al 87,6 por ciento, es decir 250 millones de euros, y el estado aporta un total de 35 millones, que supone el 12,4 por ciento”.

 

En este punto, el consejero ha recordado que “la Ley de Dependencia dice que el objetivo es que se financie al 50 por ciento”, y ha reiterado que Extremadura “es la segunda región que más gasto en dependencia destina a sus habitantes”.

 

Además, Vergeles ha lamentado que “dicho decreto retrasó en cuatro años la incorporación al derecho de los dependientes de grado uno”, y ha recordado que “se incorporaron a las listas de espera para ser atendidos a partir del 1 de julio de 2015 más de 10.000 personas”.

 

MÁS DATOS

 

Por otro lado, el consejero ha ofrecido más datos, en concreto ha destacado que el “número de personas valoradas a finales de 2016 ha sido de 46.966 personas con dictamen de valoración”, y ha confirmado que la región “ocupa el quinto lugar en cuanto a la dotación de servicios para personas dependientes, con un aumento de 6,5 puntos respecto a 2015”.

 

Asimismo, ha asegurado que “a pesar del incremento de solicitudes y de la incorporación de los dependientes moderados, la región extremeña sigue siendo la tercera comunidad en valoraciones con respecto a su población”.

 

Vergeles también ha afirmado que “al cierre de 2016, un total de 11.832 personas más tienen reconocido la efectividad del derecho a ser atendido, una evolución positiva frente a la pérdida en el reconocimiento del derecho de los cuatro años anteriores”.

 

Entre otros datos, el consejero ha resaltado que Extremadura “ha pasado de ser la sexta región a la quinta del país en cuanto al porcentaje de personas atendidas en relación a su población, un total de 2,22 personas atendidas por cada 100 habitantes”.

 

Así, con estos datos, Vergeles ha manifestado que la región “ha conseguido disminuir su lista de espera en 1.340 personas”, y ha asegurado que “aún quedan muchas personas que tienen que ser incorporadas al derecho de ser atendidas, nada más y nada menos que 10.669 personas”.

 

A su vez, Vergeles también ha destacado el “Plan de Choque para incorporar cuanto antes a las personas en situación de dependencia en grado uno”, y ha explicado que “llegaron a la conclusión de que necesitaban incorporar un total de 8.269 personas”.

 

Finalmente, el titular de Sanidad extremeña ha aseverado que “se establecieron dos cuestiones fundamentales, un plan de prioridades para los dependientes de grado uno e incorporar 14 valoradores más” a la plantilla.

 

CONCLUSIONES

 

De otro modo, Vergeles ha reconocido que “se ha producido un importante crecimiento del número de solicitudes, con el incremento de la lista de espera, que afortunadamente lo ha asumido el sistema”, y ha incidido en que “queda mucho camino por recorrer”

 

Además, ha apuntado que la “incorporación del derecho a recibir prestación de las personas valoradas con grado uno ha sido retrasado con un incremento de las personas dependientes de recibirlas, a pesar de ello el Sepad ha seguido apostando por servicios públicos”.

 

Por último, Vergeles ha agradecido “el trabajo de los profesionales” y los ha felicitado por “hacer este balance posible”, aunque ha asegurado que “nada de triunfalismos con respecto a los datos, sino que es la realidad que muestra una recuperación del Sepad”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.