CORRUPCIONES

Comparte en redes sociales

[Img #54829]Vuestra merced, no estará pensando enfrentarse a esos gigantes, son muchos, grandes como molinos de viento y de dura coraza, opaca e infranqueable. Se va a estrellar y va a salir maltrecho, que no son aspas lo que mueven con el viento, son tentáculos ágiles que hacen extender su influencia sobre oriente y occidente, sobre ricos y sobre pobres…

 

Bien parece que no estás muy puesto en esto de la corrupción, Sancho, si tienes miedo quítate de ahí porque con mi caballo Rinoceronte, mi lanza en ristre y mi escudo me voy a enfrentar a ellos “en fiera y desigual batalla”. No tengo miedo porque soy un caballero, valeroso y de manos limpias. 

 

No temo a Torres de Babel, a Ratos, Matas, Blesas o Pujoles, no temo a  Urdangarines ni a infantas que van de panoli. y si salgo herido que la sangre me brote a borbontones, para que les salpique y no queden sin mácula esos “ladrones”. 

 

Habrán de pagar sus malas artes, que digan adiós a la buena vidorra de antes, que aquí ya tuvimos que sufrir bastante, la crisis, los recortes, el hambre…  Que paguen su culpa si es menester, que otros Frestones, no salieron impunes por faltas menores.

 

“Y diciendo esto, dio de espuelas a su caballo”, sin atender a razones, y corrió hasta estrellarse con ellos, con arrojo y dos… 

 

Cayó rodando por el suelo, como ya le advirtió su escudero, con la lanza hecha  pedazos y teniendo que pagar las costas del juicio. 

 

Lo que viene a demostrar, una vez más, que la justicia no es igual para todos, y que huele un poco a podrido.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.