Alcántara y Díaz consideran que con el rechazo a la moción sobre la Cruz de los Caídos se ha perdido una oportunidad de dejar zanjado este debate

Comparte en redes sociales

Es un signo de identidad de la ciudad, que no genera ningún mal a nadie, para algunos es sin duda es un símbolo cristiano, y para otros una referencia

Los concejales no adscritos Francisco Alcántara y Mar Díaz han lamentado que la moción sobre la Cruz de los Caídos no haya salido adelante con el voto de calidad del alcalde Luis Salaya, “que ha perdido una oportunidad enorme de dejar zanjado este debate, pero hay que tener en cuenta que ha habido una ausencia de una concejala del PP con lo cual la victoria moral sí que la tenemos”

Ha quedado constatado que no es evidente que la Cruz de los Caídos atente a ninguna Ley de Memoria Histórica, han señalado “que el Ayuntamiento no tiene ningún mandato a través de ningún Pleno de que tiene que trasladar este monumento, más bien al contrario, es un monumento protegido por el Plan General Municipal”

Para ambos ediles, “es un tema que genera un debate que posiblemente los defensores de la Cruz no son los que lo están alentando, sino han sido aquellos que siguen insistiendo en su derribo a pesar de la controversia y de la posible ilegalidad de llevarlo a cabo”

“Creemos que este monumento no está sometido a ninguna Ley de Memoria Histórica”, han resaltado “y que algún informe técnico que está en el seno del Ayuntamiento adolece de objetividad puesto que las personas que lo redactaron son personas muy vinculadas hacía posiciones activistas de izquierda y de intentar que cualquier símbolo franquista desparezca”.

Lo esencial de nuestra cruz, han incidido Alcántara y Díaz, “es que ya desaparecieron los rasgos franquistas y con la placa que tiene en la actualidad tiene una posición política neutra, es un recuerdo en honor de todos los caídos en las guerras de España y no exclusivamente en la Guerra Civil”.

La Cruz de los Caídos es un signo de identidad de la ciudad, “que no genera ningún mal a nadie, para algunos es sin duda un símbolo cristiano, para otros una referencia, y la ciudad debe centrarse en los problemas reales que tenemos, que se ven agravados por la crisis sanitaria y económica que vivimos”.

“El alcalde Salaya ha perdido una oportunidad enorme de dejar zanjado este debate y lamentablemente creemos que no están haciendo a aquello para lo que fueron elegidos, para representar realmente la mayoría del sentir de los cacereños”, han concluido.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.